uruguay-diplomático-iraní-expulsado

Uruguay: diplomático iraní expulsado recolectaba datos de inteligencia sobre la embajada de Israel

Luego de las versiones que indicaban que un diplomático iraní se fue de Uruguay sospechado por las fuerzas de ese país por una amenaza de bomba en la Embajada de Israel, el periódico israelíHaaretz publicó un artículo en el que asegura que el funcionario hacía tareas de inteligencia para el régimen de Irán cerca del edificio. El gobierno de José Mujica confirmó que fue expulsado del país.

Se trata de Ahmed Sabatgold, consultor político en la embajada iraní en Montevideo. El periódico israelí había anticipado la noticia el pasado viernes, generando un fuerte revuelo internacional. Mientras tanto, el gobierno uruguayo intentaba mantener el asunto en silencio para no dañar las relaciones con Teherán.
En las últimas horas, el canciller Luis Almagro intentó dejar atrás el tema al solicitar que “no le den más vueltitas a lo del iraní”, al mismo tiempo que adelantó que no hará declaraciones sobre el caso.
El pasado 8 de enero efectivos de las fuerzas uruguayas encontraron a metros del edificio donde se ubica la Embajada de Israel un artefacto sospechoso. A raíz de esto, las instalaciones fueron evacuadas y el dispositivo neutralizado.
Las relaciones entre Uruguay e Irán no pasan por su mejor momento. Horas después de que trascendiera la presunta participación de un diplomático persa en una amenaza de bomba cerca de la Embajada de Israel en Montevideo, se supo que 10 iraníes llegaron días atrás a territorio uruguayo, donde permanecieron unas 48 horas.

Así se desprende de una nota publicada en El Observador, que cita a fuentes oficiales que dijeron que los iraníes provenían de Brasil y siguieron rumbo a España, país en el que se demostró que viajaban con pasaportes falsos. Allí, además, pidieron asilo político.
El incidente se sumó a un hecho ocurrido en noviembre pasado, con la aparición de un maletín vacío en las inmediaciones de la embajada de Israel. El gobierno uruguayo comprobó la presencia cercana al lugar del incidente de un diplomático iraní, pero destacó “la inexistencia de evidencia policial que implicara al funcionario”.

Fuente: OSA Filial Córdoba