Titulan “La policía israelí dispara a un hombre en Jerusalén Este” tras el asesinato de una bebé judía en un ataque terrorista

La agencia de noticias Associated Press (AP) está bajo el fuego de las críticas por el titular que emitió hace unos días tras el ataque terrorista en Jerusalém que hirió a varias personas y se cobró la vida de la bebé judía de tres meses de edad, y ciudadana estadounidense, Jaya Zissel Braun.

En su primer informe del ataque, la AP tituló: “La policía israelí dispara a un hombre en Jerusalén este”. Como Jonah Goldberg señaló en la National Review, la AP posteriormente “cambió el titular por ‘Un coche choca contra una estación del tren en Jerusalén este’. Finalmente, después de la indignación generalizada que surgió en los medios sociales, cambiaron el titular a “Un palestino mata a un bebé en una estación de Jerusalén’ “.

Sin embargo, el primer relato de la historia siguió estando en línea, y por ejemplo fue utilizado por la web del diario libanés The Daily Star (Ver foto) quien, además del falso titular que no hacía mención del ataque terrorista y de las víctimas, añadió las palabras “Jerusalén ocupado” en el relato de la historia.

“No hay absolutamente ninguna excusa para la elección de los primeros titulares, que estuvieron vigente durante casi una hora, incluso cuando estaba claro que la historia trataba de un vehículo conducido por un palestino que arrolló, y causa graves lesiones, a civiles israelíes”.

Gilead Ini, un analista senior de investigación que monitoriza el sesgo de los medios de organización para CAMERA, le dijo a Algemeiner. “Al transmitir que el elemento más importante de la historia era el uso de la fuerza por parte de Israel en reacción a un aparente ataque terrorista (que no se menciona), y no el propio ataque terrorista, el titular de la AP encarnaba y era un claro ejemplo de las peores tendencias en la cobertura distorsionada del conflicto árabe-israelí”.

Gilead Ini, quien escribió sobre la historia de AP en el blog de ​​CÁMARA, añadió: “El servicio de cable, finalmente hizo lo correcto al cambiar el título, pero uno espera que al menos reconocieran su error y abordaran el fracaso que condujo a esta situación”.

Fuente: Safed-Tzfat