Tishá B’Av – El nueve de Av, Día Nacional de Duelo Judío

“Cuán solitaria ha quedado la ciudad (Jerusalem) antes llena de gente.Tiene apariencia de viuda la ciudad capital de los pueblos..” (Lamentaciones 1:1)

Tisha B’ Av, que significa día 9 del mes de Av, es un día de duelo en el que se rememoran múltiples tragedias que ha sufrido el pueblo de Israel. Este año, el día del duelo judío inicia el próximo sábado a la tarde, y va hasta la tarde del domingo 22 de julio.

Durante el tiempo de Moshé, los judíos en el desierto aceptaron el informe calumnioso de los 10 espías, y se emitió un decreto prohibiéndoles la entrada a la Tierra de Israel (año 1312 AEC).

Los babilonios, liderados por Nabucodonosor, destruyeron el Primer Templo. 100,000 judíos fueron masacrados y millones fueron exiliados (año 586 AEC).

Los romanos, liderados por Tito, destruyeron el Segundo Templo. Unos dos millones de judíos murieron, y aproximadamente un millón fueron exiliados (año 70 EC).

La revuelta de Bar Kojba fue abatida por el emperador romano Adriano. La ciudad de Betar –la última ciudad judía que quedaba en pie– fue conquistada y liquidada. Más de 100,000 judíos fueron masacrados (año 135 EC).

El área del Templo, y sus lugares aledaños, fueron devastados por el general romano Turnus Rufus. Jerusalem fue reconstruida como una ciudad pagana –renombrada Aelia Capitolina- y se prohibió el acceso a los judíos.

Otras graves desgracias ocurrieron el nueve de Av a través de la historia judía, incluyendo:

La inquisición española terminó con la expulsión de los judíos de España en Tishá B’Av de 1492.

La Primera Guerra Mundial estalló en la tarde de Tishá B’Av, en 1914, cuando Alemania le declaró la guerra a Rusia. El resentimiento alemán por la guerra preparó el terreno para el Holocausto.

En la víspera de Tishá B’Av de 1942 empezó la deportación en masa de los judíos del gueto de Varsovia hacia Treblinka.

Es realmente llamativo y curioso cómo tantas calamidades le ocurrieron al pueblo judío en su larga historia un 9 de Av. Los últimos días para abandonar la España inquisitorial, en 1492, coinciden con esta fecha nefasta. El atentado a la AMIA, en Buenos Aires, el 18 de Julio de 1994, fue el 10 de Av en el calendario hebreo, coincidiendo otra vez con días de muerte y destrucción.

Hasta los días de la Shoa, el holocausto, donde fueron masacrados seis millones de judíos, el 9 de Av era el día más triste de la historia judía.

Fuente: Comité Central Israelita del Uruguay