sobreviviente-atentado-jerusalem181114

Sobreviviente al atentado en Jerusalem: “Esto es una guerra religiosa”

Yosef Posternak es un argentino de 45 años que hace 20 reside en Jerusalem junto a su esposa y sus 11 hijos. Y ayer vivió el conflicto palestino de cerca cuando fue uno de los sobrevivientes al atentado ocurrido en una sinagoga de la capital israelí en el que fueron asesinadas cuatro personas, a manos de dos palestinos que entraron a disparar mientras se desarrollaba el rezo matutino. “Estaba a dos metros. Me podía haber tocado a mí. Esto es muy duro, muy duro”, aseguró ayer en una entrevista a la Agencia Judía de Noticias (AJN), al tiempo que consideró que esta ola de disturbios y violencia que se vive en la ciudad contra los judíos demuestra que “esto es una guerra religiosa”.

-Ya pasaron algunas horas desde que ocurrió el atentado, ¿Cómo se siente?
Estoy tratando de que mañana podamos levantarnos con más fuerzas y podamos tirar para adelante.

-¿Qué pasa cuando vemos los libros sagrados manchados con sangres?
Esta pregunta nos lleva a metemos un poco en el tema de la religión. Yo creo que ahora esto se convirtió en un tema religioso. Esto es una guerra religiosa. No solo decidieron guerrear contra los judíos, sino que guerrean también contra la religión y esto es lo novedoso. Lo que hicieron de entrar en una sinagoga en la mitad de la AMIDA (rezo principal que se realiza varias veces durante el día) no sé si calcularon o no el momento en el que entraron, pero lo hicieron en el lugar y momento menos indicado y esto habla de que estamos en la guerra de fe.

-Usted habla de una “guerra de fe”, ¿Este pensamiento ya está incorporado en la sociedad israelí?
No lo creo. Por ahí se van a dar cuenta a partir de este episodio. Espero que lo vean.

-¿Qué significa para usted lo que pasó hoy?
Fue terrible. Y ponerse a uno a pensar porque le toco al otro y no me toco a mí. Estaba a dos metros. Me podía haber tocado a mí. Muy duro, muy duro. Somos toda gente conocida, son mis vecinos los fallecidos. Se murió mi vecino que vivía en el piso de arriba. Y otro que vivía al lado. Son gente que conozco hace 20 años, gente con la que rezo todos los días juntos. Y mañana cuando vaya al templo estaré con sus familiares.

-¿Cómo continuo el día de hoy?
Recién vengo de la sinagoga de realizar el rezo nocturno. Hay mucha gente mal herida. Fui al hospital a ver a uno de ellos, está muy mal. No puedo dejar de preguntarme porque se llevaron al otro y no me llevaron a mí. El que estaba al lado mío esta mañana rezando, el asesino vino de atrás y lo acuchillo. No fue mi momento. No me llego y por algo será. Seguramente D´s quiere que yo haga algo de ahora en adelante.

-¿Seguís sintiéndote argentino después de veinte años?
Soy muy argentino aun después de vivir hace 20 años acá. Somos un grupo de argentinos ciento por ciento. Estamos todos juntos en una yeshiva (estudio) que armamos con mentalidad argentina, en la que también hay israelíes pero el espíritu es argentino. Estamos todo el tiempo pendientes de lo que pasa allá. Todos hablamos en castellano y mi acento en español me delata.

-¿Cuál es tu mensaje para la comunidad judía argentina después de lo que pasó esta mañana?
Primero que todos hagan tefila (rezo) conjuntamente con nosotros para que todo esto se acaba de una vez por todas. Y que se queden tranquilos en Argentina porque nosotros tenemos mucha fe y creemos que H (D´S) nos va a ayudar y que vamos a salir rápido adelante para que esto no vuelva a pasar.