Shimon Peres Z”L – El eterno soñador. Séptima y última parte

En la primera vuelta, Peres recibió sólo 57 votos y Katzav 60, para sorpresa de muchos. En la segunda vuelta Katzav recibió 63 votos que le aseguraron el cargo del octavo Presidente de Israel.
Shimon Peres sufría de esta manera una nueva decepción.

Ehud Barak en el que muchos habían confiado que iba a ser uncontinuador de Itzjak Rabin, dejó mucho que desear al frente del gobierno. Su ego no le dejaba rodearse de gente capacitada, lo que lo llevó a tomar decisiones nada inteligentes.

Poco a poco se creó un verdadero vacío de poder y Ehud Barak no tuvo más remedio que presentar su renuncia anticipada al cargo de Primer Ministro.

Para las elecciones generales que se llevaron a cabo a comienzos del año 2001 muchos sostenían que Shimon Peres debía ser el candidato a Primer Ministro, propuesta que no prosperó. En dicha breve campaña se podía escuchar repetidamente el lema “tnú lePeres lenatzeaj”, déjenle ganar a Peres, que tampoco logró romper esa barrera virtual que le impedía a Shimon Peres acceder al cargo de Primer Ministro.

Después del triunfo de Ariel Sharon en las elecciones, Ehud Barak anunció que se retiraba de la política, por lo que Shimon Peres quedaba al frente de su partido. Shimon Peres recibió el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores y de Vice Primer Ministro.

Era la época de la Segunda Intifada que azotaba al país. Si en la primera Intifada se hablaba de atentados con piedras, en la segunda, ya se pasó al uso de las armas y de atentados suicidas con explosivos en distintas ciudades de Israel.
Cuando el gobierno de Sharon decidió llevar a cabo el “Operativo Jomat Maguén” o Muralla Defensiva, para efectuar una limpieza en Yehuda y en Shomron de los focos de los atentados terroristas, Shimon Peres y Matan Vilnaí se abstuvieron.

Las relaciones de los miembros de Avodá con Ariel Sharon, se fueron distorsionando, lo que llevó a la renuncia de sus miembros del gobierno de Sharon, el 2 de noviembre de 2002.
En las elecciones para la Kneset número trece, que se llevaron a cabo en el año 2003. El partido Avodá nuevamente resultó ser el perdedor, cuando tenía al frente a Amram Mitzna, quien presentó su renuncia poco tiempo después.
Nuevamente quedó Shimon Peres al frente, de forma provisoria, del partido Avodá.

Cuando Ariel Sharon presentó el Plan de Desconexión de la Franja de Gaza y de parte del norte del Shomron, gran parte de su partido el Likud, se opuso a dicha propuesta. Peres sostuvo que era importante para Avodá, volver a formar parte del gobierno de Sharon para que éste pudiese llevar adelante sus planes.
Shimon Peres fue nombrado Vice Primer Ministro, cargo que fue “creado” especialmente para él, pero sin ningún tipo de atribuciones específicas.

En las elecciones internas de Avodá que se llevaron a cabo el 9 de noviembre de 2005, las encuestas previas lo daban como seguro ganador a Shimon Peres frente a Amir Peretz.
Pero el término de “seguro ganador” no siempre iba de la mano de Peres, quien logró el 40% de los votos, pero Amir Peretz con un 42%, resultó el ganador.
Otra desilusión más para Shimon Peres y ya nos cansamos de contar la larga lista de fracasos para ser elegido.
Es de destacar que Peres tenía en ese entonces 82 años.

Luego de ser elegido, Amir Peretz les ordenó a los ministros de Avodá, que integraban el gabinete de Ariel Sharon, a renunciar a sus cargos.
Entre otros, también Shimon Peres renunció a su cargo, renuncia que se hizo efectiva el 23 de noviembre de 2005 y pocos días después, el 30 de noviembre, abandonó Peres su partido Avodá y anunció que se integraba a las filas de la nueva agrupación política de Ariel Sharon, Kadima.

Después de las elecciones para la Kneset número 17, en el año 2006, Shimon Peres fue nombrado Vice Primer Ministro y también Ministro Encargado del Desarrollo del Neguev, de la Galilea y del Desarrollo Económico Regional, cargo que fue creado especialmente para Peres.
El 13 de junio de 2007 se iban a realizar las elecciones internas en la Kneset para elegir al Noveno Presidente de Israel. Shimon Peres anunció que se iba a presentar nuevamente como candidato. Además de Peres los otros dos candidatos fueron Reuven Rivlin y Colette Avital.
Tanto el Primer Ministro Ehud Olmert, como su partido Kadima, anunciaron que iban a apoyar la candidatura de Peres.
Peres obtuvo 58 votos de los Javrei Kneset en la primera vuelta y en la segunda, los otros candidatos anunciaron que no se iban a presentar, por lo que fue solamente un trámite técnico, que Peres ganó siendo “candidato único”, siendo así elegido como el Noveno Presidente del Estado de Israel y por primera vez dejaba de lado el mito de “quien no sabía ganar una elección”.

Shimon Peres tenía entonces 84 años de edad.

De esta manera culminaban 48 años de actividad parlamentaria de Shimon Peres, que habían comenzado en el año 1959, en la Cuarta Kneset, durante el segundo gobierno de David Ben Gurion, que continuó hasta el año 2007, en la Kneset número 17 durante el gobierno de Ehud Olmert.
Ningún otro Miembro de la Kneset puede acreditarse una carrera parecida.

También podemos agregar que Shimon Peres fue ministro en nada menos que 12 gobiernos diferentes. En dos de los cuales Peres mismo fue Primer Ministro.
Además Shimon Peres fue el único político en la historia del Estado de Israel que ocupó tanto el cargo de Primer Ministro como el de Presidente.
Shimon Peres asumió la presidencia del Estado de Israel el 15 de julio de 2007.

Los años como Presidente le permitieron a Shimon Peres realizar una actividad muy diferente a todos los presidentes anteriores. Le puso al cargo un sello muy personal.
Si bien el Presidente de Israel es un cargo representativo, Peres le dio al alto puesto características particulares y no dejó en ningún momento de dar su opinión particular, que era muy buscada y muy respetada, sobre todo tema de actualidad y muchas veces ésta contradecía a la opinión del gobierno.
Shimon Peres se convirtió en la figura más popular y más respetada de la política israelí, como ya lo era a nivel internacional.
Atrás quedaron los sinsabores de las incontables decepciones que había sufrido, cada vez que se presentó para ser elegido por medio del voto.
Ante la renuncia a su cargo del Primer Ministro Ehud Olmert, fue necesario anticipar el llamado a elecciones para la Kneset número 18.
A raíz de dichas elecciones fue elegido como Primer Ministro nuevamente Binyamin Netanyahu.

Durante su período presidencial, en el año 2012, recibió Shimon Peres la Medalla Presidencial de la Libertad por parte del Presidente Barack Obama, una de las distinciones más importantes de los Estados Unidos.

En el año 2013 fue festejado “con toda pompa” el cumpleaños número 90 de Shimon Peres. Se llevó a cabo una gran fiesta en el Centro de Covenciones, Binianei Haumá, en Jerusalén, con muchas presencias destacadas como Bill Clinton, Tony Blair, Robert de Niro y Sharon Stone entre otros. La parte artística contó con la participación de Barbara Streisand, Shlomo Artzi y Eyal Golán.
Muchas críticas se escucharon por las sumas de dinero que se “despilfarraron”, según esas mismas críticas, pero otros explicaban que los gastos provenían de donaciones especiales para el evento.
En ese momento, Shimon Peres era el líder en funciones de mayor edad en todo el mundo.

En las elecciones que se llevaron a cabo en el año 2013, para la Kneset número 13, el Likud resultó el Partido triunfante y Binyamin Netanyahu siguió siendo Primer Ministro.

Shimon Peres completó su período presidencial en julio de 2014 y su sucesor fue Reuven “Rubi” Rivlin. Peres tenía entonces 90 años de edad.

Luego de finalizado su período como Presidente, en donde logró ganarse la simpatía de muchos y el respeto de otros, cosa que no había logrado en su larga carrera política hasta entonces, Peres volvió a sus labores al frente del Centro Peres para la Paz en Yaffo.
En el mes de enero del año 2016 sufrió Shimon Peres un leve ataque cardíaco que no tuvo mayores consecuencias.
El 13 de septiembre de 2016 sufrió Peres un derrame cerebral del cual ya no pudo recuperarse. Ese mismo día había terminado de grabar un video promoviendo a las empresas de alta tecnología de Israel.
Falleció en el hospital Tel Hashomer, cerca de Tel Aviv el 28 de septiembre de 2016, a la edad de 93 años.

Cuando comenzamos a escribir unas líneas para despedir a Shimon Peres, no nos resultaba fácil decidirnos por el término más exacto como para poder caracterizarlo.
Podríamos hablar de uno de los más grandes estadistas no sólo a nivel de Israel, sino a nivel mundial.
O de uno de los políticos más importantes que tuvo Israel en sus 68 años de vida independiente.
O hablar del interminable Shimon, o del incansable Peres.
O de uno de los más ilustres Hombres de Estado a nivel mundial.
Pero tal vez todo esto no sea suficiente, pues todas las arriba mencionadas, fueron algunas de sus características.
Por eso nos decidimos llamarlo “el eterno soñador”.

Nunca dejó de soñar en sus 93 años de vida.
Soñar con un mundo mejor.
Soñar con un nuevo Medio Oriente.
Soñar con la tan esperada paz con todos nuestros vecinos.
Siempre sus sueños eran optimistas. Era un optimista neto.
Pero no solamente soñador, sino también una persona de acción, de hechos, que logró ver cumplidos parte de sus sueños.

Shimon Peres simboliza en su larga vida a las generaciones de los sobrevivientes del Holocausto, como en su caso aquellos que lograron salir de la Europa amenazada, perdiendo a gran parte de su familia que quedó atrás y erigiéndose en uno de los pilares de la creación del Estado de Israel.
Shoah y reconstrucción, son las dos palabras en las que se puede resumir toda su vida.
Israel en sus jóvenes 68 años de existencia es un país moderno y pujante y constituye un centro mundial de la alta tecnología y Shimon Peres tuvo mucho que ver con muchos de estos logros.
Shimon Peres nunca se sentía satisfecho. Siempre quería leer más. Aprender más y saber más. Indagar, innovar, promover nuevas realizaciones.
No había ni campo, ni tema que no le resultara interesante.
Era una de las personalidades internacionales más buscadas para encuentros o para entrevistas.

No todo le resultó fácil.
Fue querido y apreciado por muchos, al mismo tiempo que fue odiado y vapuleado por otros.
Pero Shimon Peres nunca mostró síntomas de desanimarse.
Muchas veces vivió en la gran paradoja que se suscitaba entre el aprecio con que era recibido en todo el mundo y la falta de simpatía que le transmitía la opinión pública acá en Israel.
Shimon Peres siempre seguía adelante. Nunca se daba por vencido.
Caía y volvía a levantarse, fruto de su temperamento incansable.

Tenía una meta bien clara, el bienestar del Estado de Israel. Estado del que fue uno de sus forjadores. El último de la larga lista de superhéroes que ayudaron a concretar el anhelo de las generaciones, de ver constituido el Estado de Israel en la Tierra de nuestros Antepasados.
Israel lo fue todo para él, toda su vida.

Y por último, la mejor serie de fotos del entierro de Shimon Peres, que hemos encontrado en la página web de Ynet, el sitio Internet del periódico israelí Yedioth Ajaronot:

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4861823,00.html

Fuente: Blog “De Todo un Poco”
Autor: Arq. Aharon Erlich