Reporte: Emiratos Árabes Unidos utilizó software israelí para espiar a Arabia Saudita, Qatar

Los gobernantes de los Emiratos Árabes Unidos han utilizado el software israelí de recopilación de inteligencia durante más de un año, y pueden haberlo utilizado para espiar a la familia real qatarí y saudita, informó el viernes el New York Times.

Según el informe, a través del programa Pegasus del grupo NSO (NSO Technologies Ltd.), cuya oficina principal se encuentra en Herzliya, Abu Dhabi ha transformado los teléfonos inteligentes que pertenecen a los opositores al régimen y a funcionarios en países rivales, en dispositivos de vigilancia.

Según The New York Times, después de que la compañía ofreciera a Abu Dhabi una costosa actualización de software, los clientes preguntaron si el software podría usarse para registrar las llamadas hechas por el gobernante de Qatar, un príncipe saudita que se desempeñaba como jefe de la Guardia Nacional y el editor de un periódico árabe publicado en Londres.

Las demandas presentadas contra la compañía en Israel y Chipre indican que el grupo NSO envió a EAU dos grabaciones de llamadas telefónicas hechas por el periodista árabe Abdulaziz Alkhamis. Alkhamis confirmó esta semana que había llevado a cabo estas conversaciones sin saber que estaba siendo monitoreado.

El grupo NSO ahora enfrenta demandas que afirman que cometió espionaje ilegal. Las demandas fueron presentadas por un ciudadano qatarí, y cinco activistas mexicanos de derechos humanos y periodistas que aseguran que la compañía pirateó sus teléfonos. En su demanda, los cinco periodistas mexicanos y los activistas de derechos humanos exigen 2.5 millones de NIS en compensación a la NSO y han pedido a la corte que emita una orden judicial contra la compañía.

Una demanda similar presentada en Panamá reveló que el presidente de Panamá utilizó el software de NSO para espiar a los enemigos políticos y críticos.

Las demandas en Israel fueron presentadas por el abogado Alaa Mahajna y Mazen Masri, un conferencista de leyes en la City University of London.

El grupo de NSO afirma que vendieron el software a los funcionarios de los gobiernos después de que se comprometieron a usarlo sólo contra los delincuentes.

Las demandas también muestran que Abu Dhabi ha utilizado el software para espiar a 159 miembros de la familia real qatarí. Además, la correspondencia por correo electrónico revela que los emiratos también querían escuchar las llamadas telefónicas realizadas por el ex primer ministro del Líbano, Saad Hariri.

La tecnología funciona mediante el envío de mensajes de texto a los teléfonos celulares de los objetivos, con el fin de persuadirlos para que hagan clic en el enlace adjunto.

Estos mensajes están diseñados específicamente para cada objetivo. Un mensaje enviado a un oficial musulmán, por ejemplo, decía: “El Ramadán está aquí, increíbles descuentos”.
Cuando el objetivo hace clic en el enlace, el software se instala de manera secreta y puede rastrear llamadas telefónicas, correos electrónicos, contactos e incluso conversaciones cara a cara en las cercanías.

Una correspondencia revelada en las demandas indica que los Emiratos Árabes Unidos pidieron a la empresa de alta tecnología israelí que pirateara el teléfono celular del jeque Tamim bin Hamad Al Thani, el actual emir de Qatar, en 2014.

Los Emiratos Árabes Unidos también pidieron a la NSO que piratee el teléfono celular del monarca saudí Mutaib II bin Abdullah, que una vez fue considerado un candidato potencial para la corona y se desempeñó como comandante de la Guardia Nacional.

Según The New York Times, el grupo de la OSN y la Embajada de los Emiratos en Washington se negaron a hacer comentarios sobre el informe.

Ynet no pudo obtener el comentario de NSO.
Como la tecnología de NSO ofrece herramientas cibernéticas ofensivas, la compañía está bajo la supervisión del Ministerio de Defensa. En el pasado, como lo reveló Ronen Bergman en Yedioth Ahronoth, la Agencia de Control de Exportaciones de Defensa (DECA) otorgó a NSO una licencia para vender su programa de espionaje, Pegasus, a una compañía privada en un estado árabe.

NSO es una compañía israelí fundada en 2010 por Niv Carmi, Omri Lavie y Shalev Hulio. Entre sus desarrolladores se encuentran veteranos de las unidades de élite de la comunidad de inteligencia. Desde 2014 es propiedad del fondo de inversión estadounidense “Francisco Partners Management” y opera principalmente bajo el radar.

Fuente YNET