Reclamo del Centro Wiesenthal al Canciller español: “Cancelen los subsidios a reuniones antisemitas”

En un informe enviado al Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, José Manuel García Margallo, el Director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal, Dr. Shimon Samuels, expuso el financiamiento para reuniones y actividades antisemitas por parte de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ligada a ese Ministerio.

1.- Desde el 3 de diciembre, la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid exhibió una muestra que contenía un lenguaje antijudío ofensivo y tropos con un estilo condenado por la Definición de Trabajo de Antisemitismo de la Union Europea y por la Declaración de Berlín de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en
Europa, ambas emitidas en 2004. Desde luego, España es un Estado miembro en ambos casos.

Samuels destacó que “luego de recibir protestas, la Universidad prometió remover de inmediato esta ‘muestra’, pero no cumplió”.

2.- Entre el 29 de noviembre y el 1° de diciembre tuvo lugar en Málaga la Conferencia Internacional de Gobiernos Locales y Organizaciones de la Sociedad Civil en Apoyo de los Derechos de los Palestinos, coordinada por FAMSI (Federación Andaluza de Municipios para la Solidaridad Internacional, subsidiada por AECID), la División de los
Derechos de los Palestinos de las Naciones Unidas y la Asociación Al Quds.

Samuels subrayó que “de hecho, este foro planificó la campaña internacional de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra el Estado de Israel para el año 2015. Fue allí que conocimos las mociones venideras del movimiento BDS que se presentarían ante la American Anthropological Association (Asociación Antropológica Estadounidense) y la American Historical Association (Asociación Estadounidense de
Historia)”.

Agregó que “nos resultó repulsivo oír que las universidades que obedecieran la convocatoria al boicot serían honradas con el título de “campus libre de Apartheid israelí”, y que los municipios etiquetarían a los comercios que cumplieran con la iniciativa como “zona libre de Apartheid israelí” – una evocación de la denominación nazi como “Judenrein” (limpieza étnica de judíos).”

El informe puso de relieve que “se le preguntó a una participante por qué su líder llevaba puesta una kipá. Su respuesta: ‘para eludir las acusaciones de antisemitismo’”.
El Centro destacó esto como una evidencia acerca de que “quienes allí se encontraban sabían muy bien la verdadera naturaleza de sus propósitos”.

La misma oradora continuó: “no podemos aceptar la solución de dos Estados, porque estamos con la política de Hamas de ‘una persona un voto’. En conjunto con su base de apoyo en el exilio esto significa el retorno de todos los refugiados, la restitución de toda la tierra, lo que resultaría en la constitución de un solo Estado palestino”.
– Los días 2 y 3 de diciembre la conferencia continuó en Sevilla, presentando como oradores estrella a:
– El miembro de la Knesset (Parlamento israelí) Muhamad Barakeh, árabe israelí – ejemplo prototípico del sistema democrático en Israel–, quien proclamó que “Israel nunca ha sido democrático… Nosotros somos los únicos nativos de esa tierra”.
– El coordinador de la campaña palestina de BDS, Mahmoud Nawajaa, quien dijo: “Israel está cometiendo crímenes no sólo contra el pueblo palestino, sino contra toda la especie humana… Todos los asentamientos son ilegales, aún los anteriores a 1967, y por lo tanto el boicot debe abarcar todos los productos israelíes”.

Más ilustrativo resultó un activista brasilero, quien resumió de manera precisa el contenido de la conferencia: “El movimiento BDS no es una alternativa a otras formas de resistencia, sino un complemento”.

Samuels preguntó al Ministro: “¿Es acaso la política de España promover la supresión del Estado judío de Israel para reemplazarlo por un Estado de Palestina?”, y agregó: “Si su respuesta es negativa, ¿por qué deberían los contribuyentes españoles solventar iniciativas orientadas a tal fin?”

El Centro pudo saber que “FAMSI tiene previsto replicar este tipo de conferencias como la de España en un recorrido latinoamericano y asiático, coordinado a través del Foro Social Mundial en su Conferencia de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos en Túnez, durante el próximo mes de marzo”, e interpeló a Madrid: “¿Tiene previsto su
Ministerio participar también del financiamiento de ese programa?”

El informe apuntó a un documento de la conferencia de Málaga y Sevilla titulado “Andalucía con Palestina”, señalando que “para cualquier yihadista presente en el público, es un llamamiento a la reconquista de los territorios perdidos del Califato”
“Ese destino no puede ser la política de España”, concluyó Samuels.

Fuente: Iton Gadol