Por ahora, fracasó el ardid palestino

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, agradeció públicamente el apoyo de Estados Unidos, así como de Australia, Nigeria y Ruanda, a la hora de frenar una iniciativa uniltaral palestina en la ONU para forzar a la retirada israelí de Cisjordania (Judea y Samaria) y Jerusalén este en 2017 a cambio de nada.

“Quiero expresar mi agradecimiento a Estados Unidos y Australia”, dijo Netanyahu sobre los dos países que votaron en contra de la resolución, durante una breve declaración ante la urna en Jerusalén a la que acudió a votar con motivo de las primarias de su partido Likud.

El primer ministro también dio las gracias “de forma muy especial” al presidente de Ruanda “mi amigo” Paul Kagame y al de Nigeria Goodluck Jonathan, por unas abstenciones que impidieron que la resolución obtuviera los nueve votos a los que aspiraban los palestinos.

En ese caso, EEUU había asegurado a Israel que vetaría la decisión, pero las abstenciones de los dos países africanos, así como las de Gran Bretaña, Corea del Sur y Lituania, evitaron a Washington el tener que ejercer ese derecho y ver dañada su imagen como mediador en el conflicto de Oriente Medio.

Fuentes palestinas aseguraron tras la votación que tenían garantizado el apoyo de nueve países y que fue Nigeria el que se retractó en el último momento.

Netanyahu indicó en ese sentido que había hablado con los presidentes Kagame y Jonathan y que: “me prometieron personalmente que no apoyarían la resolución”.

“Ambos cumplieron su promesa y eso es lo decantó la balanza”, subrayó.

En la imagen, foto de archivo, el Primer Ministro de Israel con el Presidente nigeriano.

Fuente: Aurora