Perú desbarata atentado terrorista contra israelíes y judíos

La Dirección contra el Terrorismo del Perú desbarató un complot terrorista orquestado por la organización chií Hezbollah, al arrestar a un ciudadano libanés sospechoso de dirigir una célula que planeaba atentar contra sitios judíos y lugares frecuentados por turistas israelíes en ese país sudamericano. La información se había conocido hace 2 días, y ya han surgido los primeros detalles.

Las fuerzas de seguridad hallaron en el departamento de Muhammad Amadar, de 28 años, TNT (trinitrotolueno), detonadores, material para la fabricación de explosivos y pólvora.

Antes de ser detenido, Amadar había recolectado inteligencia sobre blancos israelíes y judíos, incluyendo la Embajada de Israel en Lima, instalaciones del movimiento jasídico Jabad y centros comunitarios judíos.

El sospechoso había alquilado un departamento en el barrio de Lima de Surquillo, cerca del vecindario en el que se encuentra la Embajada de Israel y las viviendas de diplomáticos israelíes.

El libanés arribó por primera vez a Perú el 3 de noviembre de 2013 y se casó doce días más tarde con Carmen Carrión Vela, quien también tiene nacionalidad norteamericana.

Las autoridades peruanas comenzaron a vigilar a Amadar a partir de un aviso del servicio secreto israelí Mosad, según los medios peruanos.

Según reportes de Perú, la célula terrorista de Amador está vinculada a la amplia red que Hezbollah tiene en la triple frontera de Argentina, Paraguay y Brasil.

Las autoridadesperuanas notificaron a las fuerzas de seguridad israelíes sobre la investigación. Perú también incrementó la seguridad en la Embajada de Israel en Lima, en los destinos turísticos frecuentados por israelíes y en los centros judíos de todo el país, principalmente en la capital.

El Ministerio de Exteriores en Jerusalén y la Unidad de Contraterrorismo declinaron comentar el reporte.

Un oficial de seguridad israelí le dijo al diario Yediot Aharonot que “un operativo de Hezbollah fue detenido en Perú, tras comenzar a construir la infraestructura para ataques contra objetivos israelíes y judíos” en ese país latinoamericano.

“Esta infraestructura también tiene como objetivo ser usada para atacar blancos occidentales y para intentos de ingresar armas a los Estados Unidos”, dijo el funcionario.

Según el diario la República, Amadar y su esposa no trabajaban y solamente dejaban la vivienda para comer o ir al gimnasio. Recibían transferencias de dinero a través de Western Union, un sistema empleado por muchos agentes de Hezbollah en todo el mundo.

Fuentes: Aurora – Yediot Ajaronot