ataques-francia131115

Opinión: Tercera Guerra Mundial

Los ataques terroristas de ISIS en París están directamente relacionado con lo que está sucediendo en Siria e Irak. No es un error de la inteligencia sino un error de concepto del mundo occidental, que debe salir a un combate verdadero contra el islam radical – por tierra, aire y mar.

Es hora de que lo reconozcamos: Estamos en medio de la Tercera Guerra Mundial. Una guerra que será diferente a las otras dos pero que también ella se llevará a cabo en todo el mundo. Por tierra, mar y aire. Esta es una guerra entre el Islam yihadista y la civilización occidental; una guerra entre el Islam radical y todos aquellos que se niegan a renunciar a sus valores y frente a sus exigencias políticas. Esta guerra la tendremos que luchar en el suelo – con tanques divisiones y americana, con franceses y británicos que actuarán en Siria e Irak, así como con medidas de seguridad adoptadas en los cruces fronterizos y por las fuerzas especiales y las agencias de inteligencia en Bélgica, Francia, Alemania, así como en Filipinas, China y Rusia. Llevaremos a cabo esta guerra en el Mar Mediterráneo y con aviones de combate que bombardearán desde el aire las concentraciones de ISIS y de Al-Qaeda a lo largo de Asia y África y con medidas de seguridad adoptadas en los aeropuertos y los aviones de pasajeros en todo el mundo. Esta será la imagen de la tercera guerra mundial, la cual también nosotros somos parte, y no desde ahora.

Las señales nos indicaban que de inmediato que se trataba de una acción de ISIS, quién después ha asumido su responsabilidad – y puede ser visto como un reflejo de la estrategia establecida por la organización: Asestar golpes terroristas dolorosos en donde le es fácil actuar y en donde puede lograr una victoria propagándistica con el mínimo esfuerzo y riesgo.

Podemos ver el comienzo de la ofensiva actual en la explosión del avión ruso sobre el Sinaí hace tres semanas. El ataque en Paris opera de acuerdo con la misma estrategia. Es probable que el ataque haya sido planeado durante muchos meses aunque el transfondo es el mismo que en el avión: ISIS sufre ahora fuertes golpes en Siria e Irak y pierde bases importantes en el corazón del Califato Islámico que desea establecer. Así, ISIS golpe en la retaguardia del enemigo y Europa, como de costumbre, es la primera en absorber el ataque.

ISIS y Al-Qaeda prefieren atacar en Europa ya que la consideran la cuna del cristianismo y debido a que las organizaciones fundamentalistas islámicas todavía la ven como la patria de los Cruzados, quienes en el pasado y en los actuales tiempos emprenden una guerra religiosa y cultural contra el Islam.Francia y París han sido seleccionadas para este asalto combinado ya que Francia se situó en la vanguardia de la lucha cultural y religiosa contra el Islam radical. También es el blanco más fácil para el ataque.

¿Por qué Francia?

Francia fue el blanco para este asalto combinado del Islam radical no sólo porque tiene una tradición de defensa de los derechos humanos y la libertad de movimiento, sino porque Francia y la cultura francesa son un símbolo de todo lo que el Islam radical teme y por lo que ha dedicado su guerra santa.Francia promulgó una prohibición para que las mujeres usen la Hijab en lugares públicos, la Corte Suprema permitió que la revista “Charlie Hebdo” publique caricaturas del profeta Mahoma y últimamente el Presidente Hollande rechazó la petición del presidente de la musulmana Irán, Rouhani, de no ofrecer alcohol en una cena en su honor. Todo esto es un desafio a los yihadistas, algo que nadie desde occidente los ha emulado hasta ahora. Así que esa es la razón principal por la que Francia está de luto tras el asesinato de 150 personas inocentes.

La segunda razón es que en Francia vive la población musulmana más grande y más antigua de Europa que vive en las grandes concentraciones urbanas, en su mayoría en barrios pobres. Es el terreno ideal para predicar el Islam radical en las mezquitas de los barrios. Los terroristas de ayer hablaba francés con fluidez y podemos asumir, al menos, que algunos de ellos eran ciudadanos franceses de ascendencia del norte de África y de otros países musulmanes de África y Asia. De este modo pueden integrarse en la población civil para escoger sus objetivos, recoger información y huir después de hacer el atentado.

No queda claro si todos los terroristas eran suicidas o si parte de ellos escaparon. Es por ello que el gobierno francés ha impuesto un toque de queda parcial y ha ordenado la introducción de tropas militares a las calles en muchas ciudades, las mismas medidas adoptadas por Israel cuando comenzó la actual ola de terrorismo. El objetivo es que la presencia de grandes fuerzas de seguridad ayude a disuadir “ataques de imitación” o atentados de “continuación”; tanto de terroristas que sobrevivieron al asalto original o por parte de otras personas y grupos de musulmanes.

La tercera de las razones es por el hecho que Francia está en el corazón de Europa Occidental y el medio de países con grandes comunidades de inmigrantes musulmanes. La libertad de movimiento entre los países europeos según el Acuerdo de Schengen permite a los combatientes que se ayuden de otros qye ya han hecho su “bautismo de fuego” en el Medio Oriente y también permite el contrabando de armas requeridas para llevar a cabo ataques terroristas.

Enormes cantidades de armas y municiones llegan a Europa desde Libia, a través de Sicilia, Malta, Grecia y muchos otros lugares. Las armas libias se mueven como una ola por Europa y están disponible para todos lo que las deseen y se pueden transferir sin ninguna dificultad, como hemos visto en los ataques anteriores, incluso de estado a estado. Lo mismo ocurre con los explosivos, aunque en este asunto resulta fácil para los terroristas fabricar explosivos con medios locales – acetona y peróxido de hidrógeno, por ejemplo. La información está disponible para todos, y Hamás ya ha demostrado que durante la segunda intifada los terrorista se pueden equipar con un cinturón explosivo que contenía explosivos, hecho en casa, y que no es menos mortal. Un proceso similar ocurrió en Irak, y ahora es Francia que sufre por lo mismo.

Otra de las razones para la elección de Francia es el hecho de que París es considerado el centro de la cultura europea y la central de los medios de comunicación. Así… el ataque tiene el mayor efecto en las consciencias de las personas. El horror se dispersa eficazmente. Parece que los atacantes estaban equipados con una serie de mensajes que transmitieron para que las víctimas que sobreviviesen los citasen en los medios de comunicación, sedientos de todos los detalles: “Ustedes nos bombardean en Siria y nosotros los bombardeamos en París”. También estaban vestidos para crear intimidación, como si fueran actores de las películas de terror de Hollywood, aunque las armas y explosivos eran reales. ISIS entremezcla eficazmente el mundo virtual con el mundo real y este es el secreto de su éxito y la magia que provoca entre los jóvenes musulmanes en Occidente.

Cambiar la percepción

Para llevar a cabo ataques terroristas en siete objetivos diferentes se necesita un montón de tiempo y una organización elaborada. Debe haber un plan para almacenar armas y explosivos, se deben elegir objetivos, recopilar información en la fase de preparación, se tienen que reclutar al menos algunos que esten dispuestos a ser terroristas suicidas y que estén dispuestos a morir, deberían visitar la escena del ataque y prepararse cerca antes de la ejecución. Por lo tanto, es posible estimar que el ataque fue planeado desde hace meses pero se esperó una oportunidad estratégica.

No hay ninguna conexión entre la presente ola de emigración hacia Europa y el ataque actual. Los inmigrantes se escaparon hace poco, aunque algunos de ellos sean musulmanes radicales, aún no están listos para llevar a cabo ataques terroristas. Ellos no conocen la escena como si lo conocen los ciudadanos franceses con plenos derechos.

Tenemos que prepararnos para nuevos ataques, no sólo en Francia, sino en toda Europa. Para eso, Europa tendrá que retomar el pleno control de sus fronteras y deberá lidiar con audacia con el dilema de defender los derechos humanos e individuales frente a la necesidad de garantizar su seguridad. Hasta el momento, los países de la UE, y no podemos condenarlos por eso, han escogido por la libertad individual de los ciudadanos sobre la defensa contra el terrorismo. Ahora Europa y especialmente Francia… tendrán que concluir que el derecho individual más importante es el derecho a la vida.

No hay aquí un fracaso especifico en los servicios de inteligencia sino que hay un defecto en toda una percepción que debe ser repensado. Occidente tendrá que establecer un aparato de inteligencia conjunta para realizar evaluaciones y emitir alertas inmediatas – y eso refiere no sólo a Francia y a los países de Europa occidental, sino también a Rusia, China y otros países. Los países europeos tendrán que establecer fuerzas especiales en las grandes concentraciones urbanas, tambien en las medianas y en las pequeñas, para poder reaccionar rápidamente ante cualquier advertencia y la inteligencia. La forma en que Israel se las arregla para reunir información de inteligencia y actuar rápidamente como SWAT (IAMAM), la unidad operativa de Shin Bet tanto como las unidades especiales de las Fuerzas de Defensa de Israel, deben servirles como modelo.

Israel debe servir como un modelo a imitar. Obviamente los burócratas europeos, los dirigentes profesionales de la UE, en un primer momento, se van a oponer a la adopción de este modelo, pero la realidad, probablemente, se les teminará imponiendo. Ellos también tendrán que promulgar leyes para que estos mecanismos de recopilación de unidades de contrainteligencia puedan responder rápidamente para actuar con rapidez y decisión para evitar los ataques antes de que ocurran y manejarlos de forma rápida scuando ya están en ejecución.

La Guerra Mundial entre el Islam fundamentalista radical-asesino y la civilización occidental – de hecho cualquier persona que no sea musulmana – tiene que ejecutarse sin compromiso y sin medias tintas… por tierra, aire y mar. En Bruselas puede no gustarle eso pero todos estamos en el mismo barco y no, la ola de terrorismo no tiene ningún tipo de relación con la “Ocupación de Palestina”.

Fuente: Yediot Ajaronot – Israel
Autor:  Ron Ben-Yshai (*) 
Traducción: Hatzad Hasheni – Programa de Diplomacia pública Unión Mundial Macabi
(
*) Ron Ben-Yshai, especialista militar para el medio oriente, es analista para los principales medios de comunicación de Israel