natalieportman-holocausto

Opinión: Natalie Portman y la educación sobre el Holocausto

En una reciente entrevista con el periódico The Independent, Natalie Portman discutió lo que, desde su punto de vista, es un énfasis exagerado en la educación sobre el Holocausto dentro de la comunidad judía. Ella dijo:

“Creo que una gran pregunta que se debe hacer la comunidad judía es cuánta relevancia le damos a la educación sobre el Holocausto. Obviamente es importante recordarlo y respetarlo, pero no por sobre otras cosas… Debemos recordar que en todas las épocas ha existido el odio y debemos ser empáticos con otra gente que también ha experimentado el odio. No debemos utilizarlo como una forma paranoica de creer que nosotros somos las víctimas”.

Natalie continuó:

“A veces puede transformarse en alarmismo, algo así como ‘va a ocurrir otro Holocausto’. Obviamente debemos estar conscientes de que existe el odio, el antisemitismo existe en contra de todo tipo de gente, aunque no de la misma manera. No pretendo hacer falsas equivalencias, pero debe ser algo que nos lleve a ser más empáticos con la gente en lugar de paranoicos”. Natalie notó que visitar un museo sobre el genocidio en Ruanda y aprender sobre genocidios actuales inspiró en ella esta línea de pensamiento.
Hace dos años, yo también visité el museo del genocidio. Estaba trabajando en un proyecto sobre el tratamiento sicológico de sobrevivientes del genocidio de Camboya. Entre 1975 y 1979, entre 1,5 y 3 millones de personas inocentes fueron brutalmente asesinadas por el régimen de Khmer Rouge. La infame Tuol Sleng fue una de las muchas prisiones que Khmer Rouge utilizó para torturar y ejecutar a sus víctimas.

Hace dos años, yo también visité el museo del genocidio. Estaba trabajando en un proyecto sobre el tratamiento sicológico de sobrevivientes del genocidio de Camboya. Entre 1975 y 1979, entre 1,5 y 3 millones de personas inocentes fueron brutalmente asesinadas por el régimen de Khmer Rouge. La infame Tuol Sleng fue una de las muchas prisiones que Khmer Rouge utilizó para torturar y ejecutar a sus víctimas.

Mientras caminaba por el desgarrador lugar, observé las fotografías de la gente, jóvenes y ancianos, que habían sido brutalmente asesinados allí. Como judía y como nieta de sobrevivientes del Holocausto, sentí una profunda conexión con las víctimas y con los sobrevivientes de este genocidio. Mi empatía por estos individuos se vio aumentada, no disminuida, por la educación sobre el Holocausto que recibí. De hecho, fue esta educación la que hizo que me interesara en trabajar en derechos humanos y en este proyecto en particular. Por lo tanto, no entiendo por qué Natalie Portman considera que enfatizar la educación sobre el Holocausto causa paranoia en lugar de causar empatía hacia los sobrevivientes de otros genocidios.

Lo otro que me perturba sobre los comentarios de Natalie Portman es que ella considera que la educación sobre el Holocausto “…puede transformarse en alarmismo, algo así como ‘va a ocurrir otro Holocausto'”. Lamentablemente, el Holocausto no fue único desde la perspectiva de que también ocurrió un genocidio a los Tutsis, a los Camboyanos y a otros muchos grupos de gente inocente. Sin embargo, tampoco fue único en el hecho de que no fue la última vez en que los judíos han sido el blanco de intentos de destrucción. Los judíos fueron masacrados en el Farhoud de Bagdad en 1941. Poco después de la Segunda Guerra Mundial, cinco ejércitos árabes amenazaron con un genocidio a los judíos que vivían en Israel, y sus líderes amenazaron con “tirar a los judíos al mar”. Y los judíos continúan siendo el blanco de ataques antisemitas a lo largo de Europa, incluyendo Francia, donde reside Natalie. Actualmente, la República Islámica de Irán ha amenazado con destruir a Israel, y está intentando obtener armas nucleares para lograrlo.

No es “alarmismo” cuando hay una preocupación razonable causada por el continuo aumento del antisemitismo en Europa y en el Medio Oriente y por las amenazas de Irán. Los lentes de la historia y las enseñanzas del Holocausto nos hacen ver las cosas con sabiduría, no con alarmismo. No es paranoia; es la realidad, y es nuestra responsabilidad prestar atención.

Por: Roni Bat Lavi
Fuente: AishLatino