Opinión: De una era de millones de refugiados, solo quedan los palestinos

Las decadas de 1940 y 1950 vieron enormes movimientos forzados de grupos de poblacion—personas que echaron raices y comenzaron de nuevo.

El martes, mientras palestinos en la Margen Occidental y Gaza celebraban el asesinato en una sinagoga de Jerusalem de cinco israelies, el Parlamento español resulto estar aprobando una mocion no vinculante instando a su gobierno a “alentar el reconocimiento de Palestina como un estado.” El mes pasado, Suecia se convirtio en el primer miembro de la Union Europea en reconocer oficialmente a Palestina como un estado, y los parlamentarios en Inglaterra y Francia tienen legislacion similar en preparativos.
A medida que crece el sentimiento anti-Israel en Europa—y en los Estados Unidos, donde el movimiento “Boicot, Desinversion y Sanciones” se ha apoderado de muchos campus universitarios—abundan los llamados a una resolucion inmediata al problema de los “refugiados” palestinos. Escuchando a algunos en el movimiento anti-Israel hoy dia, uno podria imaginar que el exodo palestino fue un acontecimiento unico en la historia moderna, que ningun otro pueblo ha sido quitado alguna vez de lo que ellos consideraban ser sus tierras ancestrales.

La verdad es que tales movimientos—incluyendo el de los palestinos—sucedieron tan a menudo a mediados de la decada de 1940 y principios de la decada de 1950 que es sorprendente que no sea utilizado el plural de la palabra exod—en referencia a este periodo.

Por todo tipo de razones, grupos etnicos fueron mudados o por la fuerza o voluntariamente durante ese periodo problematico, y generalmente en circunstancias mucho peores y para distancias mucho mas grandes que los palestinos. No hubo menos de 20 grupos diferentes—incluidos los sijs, musulmanes y hindues del Punjab, los tataros de Crimea, los japoneses y los kuriles coreanos y los isleños sajalin, los chechenos sovieticos, los ingush y los balkares—muchos en decenas o incluso cientos de miles, si no millones, que fueron desplazados y llevados a regiones diferentes.

Sin embargo, todos estos grupos de refugiados, excepto uno, eligieron tratar de hacer lo mejor de sus nuevos ambientes. La mayoria han tenido exito, y algunos, tal como los refugiados que alcanzaron America en esa decada, lo han hecho tan triunfalmente. La unica excepcion han sido los palestinos, quienes hicieron la eleccion de abrazar el irredentismo fanatico y lanzar dos intifadas—y quizas ahora una tercera—resultando en las muertes de miles de palestinos e israelies.

refugiadospalestinos2

Despues que Alemania perdio la Segunda Guerra Mundial en 1945, mas de tres millones de su gente fue obligada a abandonar sus casas en los Sudetes, Silesia y regiones orientales de los rios Oder y Neisse—tierras que sus ancestros habian cultivado por siglos. Estos refugiados se embarcaron en un viaje de 300 millas hacia el Occidente bajo condiciones de extrema privacion y peligro con solo lo que pudieron cargar en valijas.

No puede esperarse que uno simpatice mucho con personas que habian apoyado entusiastamente a Adolf Hitler, pero entre ellos habia niños que no eran responsables por los pecados de sus padres. Habiendo alcanzado las nuevas fronteras de Alemania Oriental y Occidental, como fueron delineadas por los aliados victoriosos, ellos se establecieron y no hicieron reclamos irredentistas a Polonia y Checoslovaquia, los paises que habian abandonado. Hoy esos niños refugiados una vez sin un centavo incluyen a algunas de las personas mas exitosas en Alemania, un pais que ayudaron a hacer una democracia prospera y modelo.

A traves de la Union Sovietica a fines de la decada de 1940, el mal paranoico de Joseph Stalin aseguro que pueblos enteros, a veces numerando los millones, fueran mudados de una parte de Europa Oriental y la URSS a la otra. Algunos, como los cosacos que habian luchado para Hitler, fueron masacrados al por mayor cuando cayeron en las manos de Stalin o sus esbirros satelites, tales como el Mariscal Josip Tito de Yugoslavia.

Millones de otras personas, como parte de esquemas comunistas no relacionados con la guerra, fueron “relocalizadas” en Siberia, la Crimea o Asia Central, a menudo a muchos cientos de millas de sus tierras ancestrales y bajo las condiciones mas duras excepto el genocidio. En total, las migraciones internas forzadas de los tataros, alemanes del Volga, ingush, balkares, karachais, mesjeta turcos y otros agrupamientos etnicos que numeraban unos seis millones llevaron a las muertes, segun las propias cifras de los sovieticos, de hasta un millon y medio incluyendo el 46% de los tataros crimeos. Sin embargo no hay movimientos irredentistas apreciables entre estos ex ciudadanos sovieticos hoy. Ellos hicieron lo mejor de una nueva realidad en vez de llevar a cabo una lucha por retornar de decadas y finalmente sin esperanzas.

De igual manera, los finales de la decada de 1940 vieron transferencias masivas de poblacion en loe territorios del Punjab y Frontera Noroccidental de India cuando los ingleses llevaron a un cierre su imperio alli en 1947. Unos 16 millones de personas cruzaron entre los nuevos estados de Pakistan e India, llevando a las muertes de entre la mitad y tres cuartos de un millon de personas en las masacres comunitarias que siguieron.

Sin embargo aun cuando hay serias disputas fronterizas todavia entre India y Pakistan por Kashmir, practicamente nadie de las comunidades musulmana, hindu y sij esta agitando hoy por la restitucion de las tierras que sus ancestros cultivaron o poseyeron en Punjab, la Frontera Noroccidental u otras partes. Hay desconfianza, pero los indios y pakistanies modernos han pasado a otra cosa. Lo mismo ocurre en otras partes del mundo, tal como Burma y Sudafrica, que tambien vieron agitacion etnica a fines de la decada de 1940.

Lamentablemente, ha sido la politica cinica y egoista de los estados arabes durante casi siente decadas mantener a los palestinos hirviendo en indignacion. Nadie puede dudar que para los que han continuado viviendo en campamentos destinados para refugiados de hace mucho tiempo, la fundacion del Estado de Israel en 1948, cuando miles de palestino partieron o fueron expulsados, fue de hecho una catastrofe. Pero muchos otros pueblos han aprendido a lidiar con cosas iguales o peores moviendose hacia adelante y hacia arriba; llamarlos refugiados muchas generaciones despues de la agitacion de sus antepasados seria impensable. Las lecciones de la historia raramente son enunciadas en forma mas clara.

 

Fuente: The Wall Street Journal- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba
Por ANDREW ROBERTS
Nov. 21, 2014