abbas

Opinión: Cuando los israelíes no creen que la violencia tenga algo que ver con la ausencia de paz

Si ustedes están cansados de mis artículos sobre las encuestas, no les puedo culpar. Pero aquí hay una pepita para destacar de la nueva encuesta del Israel Index. Como ustedes ya probablemente sabrán, los israelíes son bastante pesimistas sobre las perspectivas de paz con los palestinos en un futuro próximo. Ellos también apoyan generalmente la celebración de negociaciones con los palestinos. Pero con la actual ola de violencia palestina contra los israelíes en trasfondo, el Israel Index hizo la siguiente pregunta:

“En su evaluación, ¿podría la firma de un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos lograr el final del terror palestino contra los judíos?”

Esta es una pregunta importante, porque va al núcleo de la comprensión por parte de los israelíes de la naturaleza del conflicto con los palestinos. Como he escrito esta semana en mi blog, en opinión de John Kerry la raíz del conflicto – y de la violencia actual – es el deseo palestino de independencia y de poseer un estado independiente. Y según la opinión del primer ministro Benjamin Netanyahu – la cual trató de exponer en su discurso de esta semana ante el Foro Saban del Instituto Brookings – el problema es el rechazo palestino a toda existencia de Israel.

Obviamente, se trata de dos interpretaciones muy diferentes que conducen a conclusiones muy diferentes. Si uno piensa que todos los palestinos quieren un estado, se podría estar dispuesto a evaluar si hay una manera de que Israel se acomode a su aspiración y se logre así la paz para todos. Si uno piensa que lo que quieren es eliminar a Israel, ningún acomodamiento es posible. La pregunta del sondeo Israel Index nos da la oportunidad de ver con claridad en cuál de esas dos interpretaciones cree el público israelí.

Así, entre el público en general, sólo alrededor de un tercio de los encuestados están “seguros” o “creen” que un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos “logrará detener al terrorismo palestino contra los judíos”. Pero una gran mayoría dice, en esencia, que incluso si tenemos paz temporalmente, la violencia continuará. Y esta es la opinión de una gran mayoría de los judíos.

Entre los árabes israelíes, el 72% cree que la violencia se podrá detener totalmente si hay un acuerdo de paz. Entre los judíos israelíes, sólo el 25% son de su misma opinión: la violencia se detendrá con un acuerdo de paz. El 42% de los judíos están “seguros” de que la violencia continuará y el 29% “piensa o cree” que continuará. Una clara mayoría de los judíos de Israel, el 72%, ven poca o ninguna conexión entre el avance de la paz y el aumento o la disminución de la violencia palestina.

Esto tiene enormes implicaciones, por supuesto, y por eso me decidí a concentrarme en esta pregunta de la encuesta.

Supongo que, para los israelíes, la principal razón para querer la paz con los palestinos es su necesidad de calma y seguridad. Por supuesto, hay otras razones, como la inquietud moral inherente a una situación donde existe una ocupación territorial sobre un pueblo que no tiene derechos políticos. Pero la seguridad siempre es lo primero. Si los israelíes apoyaron la retirada de Gaza, fue porque estaban cansados ​​de los costos involucrados en el mantenimiento de la seguridad de los colonos sin ver muchos beneficios a cambio de mantener dicha área. Si los israelíes apoyaron la retirada del sur del Líbano fue porque estaban cansados ​​de los costos que involucraba el mantenimiento de la seguridad. Si los israelíes – hace ya mucho tiempo – apoyaron la evacuación de la península del Sinaí fue porque querían la paz con Egipto. Es decir: Querían que la violencia disminuyera.

Pero ahora los israelíes dicen que no creen que la violencia se detendrá, ni siquiera con un acuerdo de paz firmado entre Israel y los palestinos. Así que su motivación para un acuerdo de paz es, por supuesto, bastante baja. De hecho, cuanta más violencia sufren de parte de los palestinos, menos motivación tienen para creer en una paz con ellos.

Tener este tipo de bajas expectativas para la paz es un problema. Es un problema tanto para Israel como para los palestinos. Y es un problema para todos aquellos que quieran ayudar a las dos partes en las negociaciones. Esto significa que el tema debería ser abordado antes de que cualquier avance pueda esperarse fruto de la confianza. Por supuesto, muchas personas han hablado en el pasado sobre la necesidad de medidas que fomenten la confianza, pero esta pregunta de la encuesta hace que su necesidad sea aún más evidente: a menos que los israelíes crean que un acuerdo de paz significará realmente que haya paz – y no una continuación de la violencia posteriormente, tal como tres cuartas partes de los judíos israelíes lo creen -, no habrá manera de convencerlos de que vale la pena el esfuerzo de unas nuevas negociaciones de paz.

Y el problema es el siguiente: Los líderes de Israel pueden convencer a los israelíes de muchas cosas, pero convencerlos de que los palestinos están dispuestos a detener la violencia contra los israelíes tras firmarse un acuerdo de paz es, al menos parcialmente, el trabajo principal de los dirigentes palestinos. Y sus líderes no parecen dispuestos a asumir ese trabajo a corto plazo.

Autor: Shmuel Rosner
Fuente: Safed-Tzfat