ONU: Discurso de Netanyahu ante la Asamblea General

El primer ministro del Estado de Israel, Benjamín Netanyahu, instó hoy durante su exposición en la Asamblea General de la ONU a los demás paises del mundo a luchar contra el grupo terrorista Hamas porque destacó que “cada vez que Hamás gana, no sólo pierde Israel, sino que pierden todos”.

“La lucha de Israel contra Hamas no es únicamente nuestra lucha, es la lucha de todos ustedes porque cada vez que Hamas gana, no sólo pierde Israel, sino pierden todos”, enfatizó Netanyahu.

Asimismo, el Primer Ministro israelí señaló que “algunos de los países que respaldan el frente contra ISIS condenaron a Israel por confrontar a Hamas”, pero “evidentemente no comprenden que son ramas del mismo árbol venenoso: comparten un mismo credo fanático y ambos intentan imponer su poder mucho más allá de su territorio”.

Netanyahu aseveró que, por primera vez, el mundo árabe está empezando a reconocer el beneficio de alinearse con Israel y a ver que tienen un enemigo común, y por ello su país “está preparado para trabajar con Medio Oriente para afrontar peligros y aprovechar oportunidades”.

“La cooperación entre Israel y los principales Estados árabes ayudará a alcanzar la paz con los palestinos, y no al revés, como se venía diciendo”, destacó y remarcó: “Por el bien de Jerusalem no me quedaré quieto hasta que la Justicia brille y la salvación brille como una llama.”

Además, Netanyahu aludió a los atentados a la Embajada y la AMIA, que provocaron un centenar de muertos en Buenos Aires en 1992 y 1994, al subrayar que “la campaña de terrorismo global de Irán ha incluido ataques en una veintena de países de los cinco continentes desde 2011” en su discurso en el debate del 69º período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.
Por ello instó a que “la capacidad nuclear de Teherán tiene que ser totalmente desmantelada” y denunció que su presidente, Hassan Rouhani, “se paró aquí, la semana pasada, derramando lágrimas de cocodrilo” porque no está realmente dispuesto a renunciar a las armas atómicas, sino que solo busca que levanten las sanciones en su contra.

En este sentido, “derrotar a ISIS (sigla en inglés del Ejército Islámico de Irak y el Levante) y permitir que Irán conserve todo su poderío nuclear nos llevará a ganar la batalla y perder la guerra”, advirtió el jefe de gobierno.

“Los nazis creían en una raza superior, los islamistas militantes creen en una fe superior” para “dominar el mundo”, comparó, antes de recomendar que “para proteger la paz y la seguridad del mundo” se debe “extirpar ese cáncer antes de que sea demasiado tarde”.

El primer ministro del Estado judío aseguró que su país “se enfrentó a una guerra de propaganda, ya que en un intento por ganar simpatía, Hamas utilizó escudos humanos, hogares y hospitales para disparar proyectiles, mientras que Israel atacó quirúrgicamente objetivos militares”.

Así, mientras tomaba medidas para reducir al mínimo las bajas civiles porque el ejército israelí es el “más moral del mundo”, “Hamas colocaba deliberadamente sus misiles donde vivían y jugaban niños; ése es un crimen de guerra y (el titular de la Autoridad Palestina, Mahmoud) Abbas tendría que haberlo denunciado”.

Netanyahu también recordó que éste había negado la Shoá y que propugnaría “una Palestina libre de judíos”.

Asimismo, reiteró sus críticas y descalificaciones al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que dedica la mitad de sus resoluciones a condenar a Israel a pesar de todas las tragedias que ocurren en el mundo, y lo rebautizó “Consejo de Derechos Terroristas”.

En otro sentido, el jefe de gobierno israelí repitió su disposición a lograr un “compromiso histórico” con los palestinos: “Quiero la paz porque quiero crear un mejor futuro para mi pueblo”.

“El Pueblo de Israel no está ocupando la Tierra de Israel: la historia deja en claro que tenemos un singular apego hace más de 3 mil años”, enfatizó.

En el siguiente video, es posible escuchar el discurso completo doblado al español.

Fuentes: Iton Gadol – RT