Obrero de la construcción habría sido asesinado por terroristas

La policía sospecha que el obrero de la construcción Netanel Arami, que murió, hace dos semanas, tras caer desde once pisos, fue asesinado por motivos nacionalistas, es decir en un atentado terrorista.

Los investigadores de la policía conjeturan que un trabajador árabe que se encontraba en el sitio cortó la cuerda a la que estaba conectado; mientras estaba descendiendo por uno de los laterales del edificio de 18 pisos de Petaj Tikva.

Arami, de 27 años, domiciliado en el moshav Ahizier, era propietario de una pequeña empresa de rapél, un sistema de descenso en superficies verticales, desde hace varios años.

El diputado Moshé Feiglin, del partido Likud, visitó a la familia de Arami, que está convencida que su muerte fue un asesinato y no un accidente de trabajo. Arami conocía su oficio y era considerado un verdadero profesional. Feilgin escribió en su página de Facebook que los colegas de Netanel “arribaron al lugar con la policía. Subieron al techo, y encontaron a trabajadores árabes riendo” y las dos cuerdas – la soga principal y la de seguridad- completamente cortadas.

Feiglin insinuó que la orden de censura impuesta por la policía sobre los detalles de la investigación estuvieron completamente injustificadas.

Arami fue sobrevivido por su mujer embarazada y dos pequeños niños.

Fuente: Aurora