netanyahu-bennet

Nuevo Gobierno en Israel: Se firmó el acuerdo de coalición

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, tenía hasta la noche del miércoles para informarle al presidente Reuven Rivlin que ha logrado formar una coalición de 61 parlamentarios, el número mínimo requerido para una mayoría en la Knesset y lo ha logrado luego de alcanzar un acuerdo con Naftali Bennett a través de negociaciones maratónicas anoche, solo una hora y media antes de la fecha límite.

Netanyahu capituló ante las demandas del partido HaBait HaYehudi (Hogar Judío), y acordó nombrar al líder del mismo, Naftali Bennett, como ministro de educación,a su parlamentaria Ayelet Shaked como ministra de Justicia, y un tercer miembro del partido, Uri Ariel, a un tercer ministerio, posiblemente el de agricultura.

En una declaración dada a conocer esta mañana, Bayit Yehudi confirmó que se había firmado el acuerdo. “Recibimos el ministerio de Educación y Asuntos de la Diáspora para nuestro líder Naftali Bennett, el ministerio de Justicia para Ayelet Shaked, el ministerio de Agricultura para Uri Ariel, y el puesto de vice ministro de Defensa”, expresaron. Shaked también confirmó la firma del acuerdo y dijo: “Ahora debemos trabajar”.

Ze’ev Elkin, parlamentario de Likud, que firmó el acuerdo en nombre de su partido, felicitó la finalización de la coalición liderada por Netanyahu y deseó éxito a sus miembros, informó el medio israelí The Jerusalem Post.

El líder de la Unión Sionista, Isaac Herzog, reaccionó a la noticia hoy y reiteró que su partido fue hacia la oposición, como había prometido en un principio. “No tenemos que decirlo cada momento en cada esquina. No tenemos ni tuvimos intención de ser la quinta rueda de Netanyahu. Tenemos la intención de reemplazarlo”, remarcó.

Shaked, de 39 años, sólo ha estado en la política durante dos años. Netanyahu y Bennett todavía estaban negociando en la noche del miércoles – el último día asignado al líder del Likud para formar un gobierno – sobre el alcance de su autoridad en el trabajo. Shaked también tendrá un asiento en el gabinete clave de seguridad , en virtud de ser ministra de Justicia. Netanyahu es probable que nombre a varios colegas de alto nivel del Likud al gabinete de seguridad también, para compensar su infelicidad al perder puestos en el gabinete superior, y para asegurarse de que el gabinete de seguridad lo apoye en las decisiones clave.
Netanyahu se entiende que mantendrá la cartera del Ministerio de Relaciones Exteriores para sí mismo, con la esperanza de tarde o temprano darsela al líder de la Unión Sionista, Isaac Herzog. El Canal 2 de Israel informó la noche del miércoles que Netanyahu realmente quería que la Unión Sionista, y no Hogar Judío, entrará a la coalición desde el principio, y ofreció Herzog el puesto de viceprimer ministro. Sin embargo, Netanyahu no quería a la colega de Herzog, Tzipi Livni, en su coalición, y Herzog rechazó sus propuestas, dijo que el informe de la televisión. Likud y la Unión Sionista ambos negaron de inmediato el informe.

El Likud de Netanyahu ganó 30 escaños en las elecciones de hace seis semanas, y ya ha firmado acuerdos de coalición con Judaísmo y Torá (seis escaños), Kulanu (10) y Shas (siete) para un total de 53. Hogar Judío con sus ocho escaños le da el más estrecho de las mayorías: 61 escaños en la Knesset de 120 miembros.