Netanyahu se dirigió ante la Asamblea General de las Federaciones Judías norteamericanas

“Rehusarse a aceptar el derecho a la existencia de un Estado para el pueblo judío, al lado de uno para el pueblo palestino, es prevenir la paz entre Israel y los palestinos”, expresó el primer ministro, Benjamín Netanyahu, este martes en una conferencia en Washington.

En su discurso el primer ministro, quien había llegado a Estados Unidos para reunirse con el presidente Obama, ayer, lunes, remarcó su compromiso hacia la solución de dos Estados, pero negó que la actividad de los asentamientos fuera la raíz del conflicto.

“La razón por la cual aún no tenemos la paz con los palestinos no es por los asentamientos ni las disputas territoriales”, confesó Netanyahu durante el encuentro anual de la Federación Judía de Norte América, señalando que la construcción de asentamientos en la Margen Occidental es una actividad que comenzó décadas antes de la crisis. “La razón por la cual no tenemos la paz es por la constante negación de los palestinos a reconocer el Estado judío”.

La Autoridad Palestina reconoció al Estado de Israel en 1993, pero aún reclama “el derecho al retorno” de los refugiados palestinos (de 1948), además de exigir la creación de un Estado independiente para el pueblo palestino, acrecentando el miedo en Israel ante el posible surgimiento de dos Estado palestinos.

Netanyahu arribó a Washington ayer, lunes, para reunirse con el presidente norteamericano, con quien discutió sobre el paquete de ayuda a Israel en materia de seguridad por valor de 50 billones de dólares, que reemplazará el programa actual que provee unos tres billones de dolares por año y que expirará en 2017. Un alto oficial de la Casa Blanca informó al Jerusalem Post, que el gobierno de los Estados Unidos se encuentra dispuesto a negociar con Israel para incrementar su financiamiento y que ambos mandatarios hablaron sobre las actividades desestabilizadores de Irán, Siria y el Estado Islámico (ISIS) en la región.

Además de la visita oficial, Netanyahu aceptó un premio otorgado por el Instituto de la Empresa conservadora estadounidense, el lunes por la noche y se dirigirá ante el Centro liberal por el Progreso Americano esta tarde.

Fuente: Iton Gadol