Netanyahu aseguró que ”parece no haber límites para las mentiras” de los líderes palestinos

El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, criticó con dureza a la Autoridad Palestina (AP) y a su partido gobernante, Fatah, por no haber condenado el ataque terrorista en el que fue asesinada la joven Hadas Malka en la Ciudad Vieja de Jerusalem, y llamó a intensificar la presión internacional sobre los palestinos para que dejen de pagar salarios a las familias de los terroristas.

En la apertura de la reunión semanal del Gabinete en Jerusalem, Netanyahu destacó que en vez de condenar a los palestinos que asesinaron a la joven mujer policía, Hadas Malka, el movimiento Fatah, liderado por el presidente Mahmud Abbas, “emitió una declaración condenando a la Guardia de Fronteras por abatir a los terroristas y elogia los asesinos calificándolos de “héroes”.

Fatah condenó a Israel por abatir a tiros a los tres atacantes, calificando el hecho de “crimen de guerra”, y argumentando que “el silencio de la comunidad internacional anima a Israel a derramar la sangre de los palestinos”.

En ese sentido, Netanyahu expresó su indignación por la cínica narrativa palestina. “Al parecer, no hay límites para sus mentiras y su descaro. La Autoridad Palestina, por supuesto, se niega a condenar el asesinato, y esa misma autoridad ahora pagará reparaciones a las familias de los asesinos”, puntualizó el primer ministro. “Hago un llamado a las naciones del mundo para que denuncien el asesinato y a aquellos que lo glorifican, y exijan el cese inmediato de los pagos de la AP a las familias de los terroristas, acción que solo fomenta el terrorismo”.

Israel y EE.UU. han estado presionando a la AP para que ponga fin a los pagos que hace a las familias de los terroristas abatidos o encarcelados por atacar o asesinar israelíes. Los palestinos han rechazada la posibilidad de detener esos estipendios.

Funcionarios israelíes dicen que los palestinos han pagado alrededor cuatro mil millones shekels (1.120 millones de dólares) durante los últimos cuatro años a los presos palestinos y a los familiares de los “mártires” (los palestinos muertos durante ataques contra civiles y militares israelíes). Jerusalem insiste en que esa política implica un importante incentivo para nuevos ataques terroristas.

HEBREOS.Net
Fuente: Radio Jai