Merkel instó al presidente rumano a no mudar la embajada a Jerusalem

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó al presidente de Rumania, Klaus Iohannis, en abril, instándole a detener el anuncio declarado de Bucarest para trasladar su edificio diplomático a la capital de Israel.

Una fuente citada por The Jerusalem Post reveló que Merkel presionó al presidente rumano para que detenga la reubicación de su embajada en Jerusalem.

Se cree que Merkel llamó a otros políticos europeos como parte de una campaña para bloquear el traslado de las embajadas europeas a Jerusalem.

El presidente de la Cámara de Diputados de Rumania, Liviu Dragnea, dijo a la estación de televisión Antena 3 en abril que “el gobierno envió un memorando para iniciar el procedimiento para mover efectivamente a la embajada desde Tel Aviv a Jerusalem”.

Un vocero del ministerio rumano de Asuntos Exteriores fue consultado por The Jerusalem Post sobre esta versión vinculada con la canciller alemana.

“En relación con su pregunta, el Ministerio de Relaciones Exteriores no puede comentar sobre las supuestas discusiones entre Angela Merkel y el Presidente de Rumania. Le aconsejamos que se ponga en contacto con la Administración presidencial en caso de que necesite más información”, respondieron desde la cancillería rumana.

Mientras que desde Alemania indicaron: “No podemos informar de conversaciones confidenciales”.

Incluso, cuando se le preguntó al portavoz si Jerusalem es la capital de Israel, se negó a responder directamente. “La situación de Jerusalem debería aclararse en el marco de un acuerdo”, dijo.

En este sentido, el vocero dijo que una solución al conflicto entre palestinos e israelíes puede tener lugar con una solución de dos estados acordada, y agregó que “hasta que se llegue a un acuerdo de este tipo, todas las partes deben evitar los pasos que agudizan las tensiones existentes y complican una solución pacífica del conflicto”.

Estados Unidos reubicó su embajada en Jerusalem en mayo, mientras que Guatemala siguió los mismos pasos y el electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también declaró su intensión de trasladar su representación a la capital israelí.

De manera similar, en abril, el Congreso Nacional de Honduras apoyó una resolución que impulsa la reubicación de su embajada en Jerusalem.

Además de emprender una campaña ostensible para detener el traslado de las embajadas europeas a Jerusalem, Merkel rechazó la solicitud del presidente Reuven Rivlin el mes pasado durante su visita a Jerusalem para unirse a las sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Irán.