Mensaje de Navidad a nuestros amigos cristianos

En esta fecha tan especial para la grey cristiana, deseamos compartir con nuestros amigos de dicha fe el mensaje que para esta ocasión publicó Jaim Shacham, Cónsul General de Israel para La Florida y Puerto Rico:

“En el principio creó D-s los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de D-s se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo D-s: Sea la luz; y fue la luz. Y vio D-s que la luz era buena; y separó D-s la luz de las tinieblas. Y llamó D-s a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche.”

Sabio comienzo del Libro de Génesis ¡Cuánta sabiduría! ¡Cuántos milagros, y cuanta relevancia para el mundo en que vivimos!
Hoy, otra vez, enfrentamos un planeta confuso; en el que, a veces, el mal representa al bien y el bien simboliza al mal; un lugar donde el castigo se destina a los inocentes y los culpables son redimidos.

Pero, sabemos que para todo hecho hay una razón; una razón que, muchas veces, los hombres no comprendemos, aunque padecemos sus consecuencias. Tal vez fue necesario llegar a una situación límite, como la que el mundo atraviesa hoy, para que judíos, cristianos y las más diversas comunidades del mundo unamos nuestras fuerzas en búsqueda de la ansiada paz y libertad.

Israel, Tierra Santa bendita por nuestro Señor, es una democracia vibrante acosada, en forma permanente, por los más oscuros fundamentalismos, en cuyos amaneceres no asoma la necesaria luz que permita vislumbrar un mundo distinto y mejor. Pero ese resplandor existe, aunque permanezca oculto en los corazones de sus pueblos.

Este año, 2014, fue difícil para Israel; un año con muchos desafíos, sufrimientos, pérdidas y frustración. Pero, como D-s enseña, de todo es posible rescatar algo, aprender y apreciar. Este año el pueblo israelí mostró su unión en momentos críticos; en su lucha por la supervivencia que no es, sino, un acto de fe y “amor a la vida”.

A pesar que, muchos países, miraron hacia horizontes desdibujados, mientras Israel elegía la vida, sabíamos que no estábamos solos… El apoyo incondicional de las comunidades cristianas de Estados Unidos nos fortaleció con su bendición, saliendo a la calle, televisión y radio a expresar su apoyo al derecho de Israel a la autodefensa y protección de sus ciudadanos.

Es por eso que hoy deseo expresarles mi más sincero agradecimiento; gracias a todos aquellos que, día a día, bendicen a Jerusalén y a Israel en sus plegarias y sus acciones; aquellos que visitan nuestra tierra año tras año, dejando sus huellas en caminos donde nuestro pasado condiciona nuestro presente y este hoy nos interpela para moldear un futuro promisorio.

Llegará el día donde la lucha por la paz será historia; donde la convivencia multicultural estará presente, y donde Israel será noticia para compartir y globalizar sus logros sabiendo que “Él juzgará entre las naciones y será árbitro de muchos pueblos. Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoces. No levantará espada nación contra nación, y nunca más se adiestrarán para la guerra”.

Gracias a todos nuestros incondicionales amigos.

Les deseo una Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo llenos de Bendiciones y Paz, Berachot y Shalom.

Felicidades !!!