papa-francisco-congreso-judio-mundial 1

“Lo cierto es que Israel es el único lugar seguro para los cristianos en Medio Oriente”, puntualizó al Papa Francisco el Presidente del Congreso Judío Mundial

El papa Francisco mantuvo una importante reunión con motivo de celebrarse el Año Nuevo Judío, con miembros de una de las organizaciones más importantes de esa comunidad, donde hizo referencia a los padecimientos que sufren miles de cristianos en Medio Oriente como consecuencia de las atrocidades perpetradas por los terroristas del Estado Islámico.

“Los cristianos están sufriendo ahora, tal como ustedes lo hicieron en el pasado”, señaló Francisco a los más altos representantes del Congreso Judío Mundial, que se hizo presente en el Vaticano y donde compartió una concurrida reunión con el Sumo Pontífice.

Del encuentro participaron Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés), Robert Singer, CEO de la organización, y Claudio Epelman, director del mismo centro por América Latina. “En el mundo, todavía hay un gran sufrimiento. Al principio fue su turno. Ahora, es nuestro turno”, puntualizó Bergoglio a sus visitantes.

papa-francisco-congreso-judio-mundial 2
En otro momento de la reunión, que se desarrolló con motivo del Rosh Hashanah, Francisco reiteró sus deseos de visitar a los refugiados del Jordán, incluidos muchos cristianos, quienes padecen violencia fundamentalista por parte del ISIS, sobre todo en Siria e Irak.

Lauder, presidente del WJC, coincidió con el Papa y comparó la estigmatización sufrida por cristianos en Medio Oriente con la idéntica situación que atravesaban los judíos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, y se refirió a la letra “N” con que los terroristas pintan las paredes de las casas de los cristianos para identificarlos como “infieles”. “Es el símbolo usado en Irak y en Siria para identificar las casas de los cristianos, como la estrella fue usada en el pasado contra los judíos de Europa”, manifestó.

“Lo cierto es que Israel es el único lugar seguro para los cristianos en Medio Oriente”, puntualizó Lauder frente al Sumo Pontífice.