“Las empresas que explotan Leviatán y Tamar son un cártel”

El jefe de la Autoridad Antimonopolio de Israel, David Gilo advirtió que estaba reconsiderando su decisión de hace tres años de permitir que las empresas Noble Energy y Delek Group controlen los campos de gas natural Tamar y Leviathan.

Gilo se reunió con los principales ejecutivos de las dos compañías para discutir el tema, mientras las acciones de Delek Group se desplomaron en la Bolsa de Tel Aviv y las acciones de Noble cayeron en Nueva York.

La Autoridad Antimonopolio notificó a las dos empresas que Gilo considera la designación de las asociaciones que controlan los dos campos un cártel y peticiona al Tribunal Antimonopolio la división del control de los yacimientos.

La empresa Delek Group, que es controlada por Yitzhak Tshuva, se está deshaciendo de sus activos no energéticos para concentrarse en su negocio de gas natural. El lunes cerró 6,3% a 1.090 shekels ($ 278.64).

El anuncio de Gilo llega después de meses de duras críticas en los medios y la Knéset sobre el compromiso que permite a las dos compañías energéticas retener el control de Tamar y Leviatán, que en conjunto contienen unos 840 millones de metros cúbicos de reservas de gas en la costa mediterránea de Israel.

Esta no es la primera vez que Gilo está cambiando de opinión. Él ha llamado anteriormente a la asociación Delek-Noble un “cártel que despierta preocupaciones que socavarán la competencia en el sector de energía”.

De todos modos, él permitió el acuerdo de hace tres años, en parte porque temía que una larga batalla antimonopolio retrasaría el desarrollo del yacimiento.

Fuente: Aurora