La más conocida presentadora árabe de la TV israelí condenó a líderes y diputados árabes

Lucy Aharish, la más conocida presentadora árabe de la televisión de Israel, desencadenó una feroz condena de los líderes y diputados árabes israelíes por el papel que están jugando en avivar la violencia contra los judíos israelíes durante las últimas semanas.

Aharish hizo sus comentarios en una entrevista para el canal 2 el martes pasado, apenas horas después de dos ataques mortales en Jerusalén por terroristas árabes, y otros dos apuñalamientos árabes contra judíos en la ciudad central israelí de Raanana.

Ella acusó a los líderes árabes no solamente de “mantener un silencio horrible y ensordecedor”, sino en realidad de “añadir fuego al ambiente” e incitar a nuevos ataques.

Aharish señaló que, una vez que el polvo se haya asentado tras esta ola de violencia árabe, serán en última instancia los árabes israelíes los que pagaron el precio de las acciones de sus supuestos líderes.

“La segunda intifada tuvo un precio muy pesado para los árabes israelíes y los palestinos. No estamos aprendiendo de los errores”, dijo.

Descartando como falsas las acusaciones frecuentemente realizadas por los diputados árabes israelíes y por los líderes islamistas iraelíes, así como los líderes árabes palestinos, de que Israel está tratando de “cambiar el status quo” en el Monte del Templo, ella continuó: “Yo no lo entiendo… Incluso si el status quo en el Monte del Templo se hubiera roto, eso no da permiso para que alguien vaya y asesine a una persona inocente a causa de un lugar santo, o a causa de la religión, o porque “Dios no lo quiera, porque una persona judía va a orar a la Casa de Dios?”

“No puedo entenderlo o comprenderlo”, continuó, señalando que muchos de los diputados árabes que invocan Al Aqsa en sus discursos inflamatorios “ni siquiera son musulmanes religiosos”.

“¿Acaso Dios les habla y les dice a esos adolescentes que salgan y asesinen a personas inocentes?” se preguntó, refiriéndose a los impactantes apuñalamientos antisemitas del día anterior cometidos por dos niños árabes.

“Yo no lo entiendo y no los justifico de ninguna manera. No puedo aceptarlo. No estoy dispuesta a aceptar incluso las excusas de la ‘frustración’ “, agregó, haciéndose eco de las recientes palabras del primer ministro Binyamin Netanyahu en las que desestimaba la idea de que la cadena de ataques estaba vinculada a la frustración desatada por la falta de progreso en las conversaciones de paz, en lugar de hacer referencia al extremismo islámico.

Aharish concluyó observando que las acciones de los diputados árabes israelíes y de otros líderes árabes demostraban la “debilidad” de su liderazgo.

HEBREOS.Net
Fuente: Safed-Tzfat