“La continua negativa palestina a reconocer la conexión indígena del pueblo judío a su antigua patria”

El presidente de Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas (Abu Mazen), instó a los países de la Liga Árabe a que ayuden a los palestinos a demandar al gobierno británico por haber emitido la Declaración Balfour en 1917 que allanó el camino para la creación del Estado de Israel.

El ministro de Exteriores de la Autoridad Palestina (AP) le dijo, en nombre de Abbas, a los líderes de la Liga Árabe reunidos en Mauritania que Londres es responsable de todos los “crímenes de Israel” perpetrados desde el final del Mandato Británico en 1948.

Firmada por el secretario de Exteriores británico el 2 de noviembre de 1917, la Declaración Balfour expresaba el reconocimiento oficial y el apoyo de una potencia mundial a las aspiraciones sionistas de creación de un “hogar nacional” judío en la víspera de la conquista británica de la Tierra de Israel -llamada entonces Palestina por Occidente-, que estaba en manos del Imperio Otomano.

La decisión, dijo al Malki, “le dio a un pueblo que no pertenecía a ese lugar algo que no era de ellos”.

Respuesta israelí

Dore Gold, Director General de la Cancillería israelí, observó que además de “la evidente falta de base jurídica para la reclamación de Abbas,” la iniciativa “sin embargo, demuestra una vez más la continua negativa de la parte palestina a reconocer la conexión legítima e indígena del pueblo judío a su antigua patria, junto con el reconocimiento que los palestinos buscan por sus propios derechos “.

Gold señaló que la Declaración Balfour fue incorporado en el año 1922 al Mandato de Palestina por la Liga de las Naciones, por lo que el derecho inherente del pueblo judío a la autodeterminación en su antigua patria es una obligación legal reconocida internacionalmente.

Hizo hincapié en que ni la Declaración Balfour ni el mandato “crearon los derechos históricos del pueblo judío a su tierra natal.” Más bien, dijo, “estos documentos reconocieron los derechos preexistentes a los que el pueblo judío nunca renunció”.

HEBREOS.Net
Fuente: Aurora – Jerusalem Post