La cara real del islamista Erdogan

El Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, es considerado por los países occidentales como un islamista moderado, aún sabiendo estos que en realidad él y su régimen está llevando una política islamista e imperial neo otomana consiguiendo islamizar paulatinamente el país.

Occidente sabe que Erdogan y su gobierno apoyan al Estado Islámico comprándole de contrabando el petróleo, proporcionándole dinero y armas y permitiendo el paso de yihadistas europeos y de otros continentes por su permeable frontera hacia los bastiones militares de Estado Islámico. Occidente también sabe que Erdogan y su régimen apoya fuertemente económica y políticamente a Hamás.

Los discursos de Erdogan están impregnados de ideología yihadista. El jueves 27 de noviembre de 2014, un día antes de la visita del Papa Francisco a Turquía, Recep Tayyip Erdogan declaró un discurso, en la línea marcada por el Corán 2:193: Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Alá. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos.

Erdogan dijo: “Los extranjeros” no son capaces de resolver los problemas de Oriente Medio porque a los estados occidentales “no les gustamos” y “están más interesados en simplemente conseguir el dinero en efectivo”. [1]

Corán 108:1-3: Te hemos dado la abundancia. Ora, pues, a tu Señor y ofrece sacrificios. Sí, es quien te odia el privado de posteridad.
Corán 3:118-120: ¡Creyentes! No intiméis con nadie ajeno a vuestra comunidad. Si no, no dejarán de dañaros. Desearían vuestra ruina. El odio asomó a sus bocas, pero lo que ocultan sus pechos es peor. Os hemos explicado las aleyas. Si razonarais… Vosotros, bien que les amáis, pero ellos no os aman. Vosotros creéis en toda la Escritura… Ellos, cuando os encuentran, dicen: «¡Creemos!» pero, cuando están a solas, se muerden las puntas de los dedos, de rabia contra vosotros. Di:«¡Morid de rabia!» Alá sabe bien lo que encierran los pechos Si os sucede un bien, les duele; si os hiere un mal, se alegran. Pero, si tenéis paciencia y teméis a Alá, sus artimañas no os harán ningún daño. Alá abarca todo lo que hacen.
Corán 5:51: ¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos! Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Alá no guía al pueblo impío.
Corán 8: 73: Los infieles son amigos unos de otros. Si no obráis así, habrá en la tierra desorden y gran corrupción.
“Ellos parecen amigos, pero ellos nos quieren muertos, les gusta ver a nuestros niños como mueren. ¿Cuánto tiempo vamos a soportar ese hecho? “, Erdogan añadió.
Corán 3:119: Vosotros, bien que les amáis, pero ellos no os aman. Vosotros creéis en toda la Escritura… Ellos, cuando os encuentran, dicen: «¡Creemos!» pero, cuando están a solas, se muerden las puntas de los dedos, de rabia contra vosotros. Di:«¡Morid de rabia!» Alá sabe bien lo que encierran los pechos.
“Sólo nosotros podemos resolver nuestros problemas. Hablo abiertamente; a los extranjeros les encanta petróleo, el oro, los diamantes, y la mano de obra barata del mundo islámico. Les gustan los conflictos, las guerras y los conflictos de Oriente Medio. Creedme, no les gustamos”, dijo Erdogan durante un discurso ante el Comité Permanente de Cooperación Económica y Comercial de la Organización de Cooperación Islámica (COMCEC) en Estambul.
Corán 4:101: Cuando estéis de viaje, no hay inconveniente en que abreviéis la azalá, si teméis un ataque de los infieles. Los infieles son para vosotros un enemigo declarado.
Corán 3:28: Que no tomen los creyentes como amigos a los infieles en lugar de tomar a los creyentes – quien obre así no tendrá ninguna participación en Alá -, a menos que tengáis algo que temer de ellos. Al á os advierte que tengáis cuidado con Él. ¡Alá es el fin de todo!
Corán 3: 118: ¡Creyentes! No intiméis con nadie ajeno a vuestra comunidad. Si no, no dejarán de dañaros. Desearían vuestra ruina. El odio asomó a sus bocas, pero lo que ocultan sus pechos es peor. Os hemos explicado las aleyas. Si razonarais…
Corán 3:149: ¡Creyentes! Si obedecéis a quienes no creen, os harán retroceder y regresaréis habiendo perdido.

“Si actuamos juntos, vamos a terminar con la soledad de Palestina que ha continuado durante casi un siglo … Es posible poner fin al derramamiento de sangre en Irak y el asesinato de los niños sirios si nos unimos”, agregó Erdogan.

Erdogan ser refiere a la pérdida de soberanía del Califato Otomano de “Palestina” en 1917, pues antes de finalizar la Primera Guerra Mundial, la región de Palestina formaba parte del Imperio Otomano. Los británicos, bajo el mando del general Allenby, derrotaron al ejército turco en 1917 y ocuparon Siria y Palestina. Es por lo que los islamistas consideran que la tierra de Israel, ha sido profanada por los “cruzados” británicos y posteriormente por los sionistas israelíes.

Análogamente consideran que la península ibérica (España y Portugal) es tierra profanada por los “cruzados” desde hace cinco siglos.
Erdogan, como todo islamista que se precie de ello considera cierto lo que dice el poema de Ziya Gökalp que él mismo (Erdogan) ha recitado en público: “Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas nuestros cascos, los minaretes nuestras bayonetas y los creyentes nuestros soldados”.
Progresivamente Erdogan está imponiendo el islamismo y la ley islámica en la sociedad, destaca entre otras sandeces la de prohibir a las mujeres en las calles, pues esto “excita” a los hombres. [2]. Todo ello haría reír si no fuera por la gravedad del recorte de libertades que se produce en es el país.

El régimen islamista neo otomano de Erdogan cree estar imbuido de la Verdad, al creerse legimitizado por el Corán 3: 110: Sois la mejor comunidad humana que jamás se haya suscitado: ordenáis lo que está bien, prohibís lo que está mal y creéis en Alá. Si la gente de la Escritura creyera, les iría mejor. Hay entre ellos creyentes, pero la mayoría son perversos.

Para Erdogan y los islamistas gobernantes de Turquía, este país no puede realmente ser amigo de Occidente al recordar el Corán 4:89: Querrían que, como ellos, no creyerais, para ser iguales que ellos. No hagáis, pues, amigos entre ellos hasta que hayan emigrado por Alá. Si cambian de propósito, apoderaos de ellos y matadles donde les encontréis. No aceptéis su amistad ni auxilio,
Corán 49: 15: Son creyentes únicamente los que creen en Alá y en Su Enviado, sin abrigar ninguna duda, y combaten por Alá con su hacienda y sus personas. ¡Ésos son los veraces!
El gobierno turco apoya a Hamás y Estado Islámico basándose en el Corán 4: 91: Hallaréis a otros que desean vivir en paz con vosotros y con su propia gente. Siempre que se les invita a la apostasía, caen en ella. Si no se mantienen aparte, si no os ofrecen someterse, si no deponen las armas, apoderaos de ellos y matadles donde deis con ellos. Os hemos dado pleno poder sobre ellos.
La petición del Papa Francisco a las autoridades turcas “es fundamental que los ciudadanos musulmanes, judíos y cristianos, gocen tanto en las disposiciones de la ley como en su aplicación efectiva de los mismos derechos y respeten las mismas obligaciones”, caerá en saco roto, pues el régimen islámico acepta únicamente a los judíos y cristianos como dhimmis. [3]

erdogan

En otro orden de cosas, el Imperio islámico neo otomano de Erdogan prohíbe a los kurdos y armenios su autogobierno. Entre 1894 y 1897 se produjeron las llamadas “masacres hamidianas”, llamadas así por el nombre del Sultán otomano bajo cuyo mandato se perpetraron, Abdul Hamid II, en las que fueron masacrados unos 300.000 armenios cristianos. El 13 de abril de 1909 las tropas otomanas con la colaboración de los estudiantes de teología islámica, tomaron parte en el saqueo de los enclaves armenios de la provincia de Adana. De 15.000 a 30.000 armenios fueron asesinados en el curso de la “Masacre de Adana”. El 24 de abril de 1915 las autoridades turcas asesinaron a unos 250 intelectuales armenios, y el 11 de junio del mismo año se perpetró el genocidio de más de un millón y medio de cristianos armenios, una “limpieza religiosa” anti cristiana, que no fue denunciada por los insolidarios países occidentales, en unas fechas en que el Viejo Continente se declaraba cristiano.

Ningún gobierno europeo insta a la creación del estado kurdo libre ni del estado armenio libre (en territorio actual turco), pero estos si que se atreven a entrometerse con Israel, y apoyan a la Autoridad Terrorista Palestina, cuando es el estado judío el que recibe las agresiones de los islamistas, siendo éstas alentadas por el gobierno turco.

Si estos crímenes islámicos se perpetraron contra los cristianos en una época en que Europa se sentía cristiana y no tuvieron la menor oposición, ¿qué harán ahora los islamistas que se sienten mucho más fuertes?
Esperar que las peticiones del Papa Francisco puedan ablandar los corazones de los islamistas gobernantes turcos es como creer que la solución a todo ello lo podrá realizar Papa Noel.

NOTAS
[1] http://www.hurriyetdailynews.com/Default.aspx?pageID=238&nID=74893&NewsCatID=338
http://www.mfs-theothernews.com/2014/11/islamist-turkish-president-erdogan.html
[2] http://www.kienyke.com/noticias/en-turquia-prohiben-a-las-mujeres-reir-en-publico/
[3] http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=22625

Autor: Eduard Yitzhak
Fuente: Por Israel