“Jerusalem está bajo ataque” afirma Netanyahu

Grupos de palestinos continúan inflamando las tensiones en el este de Jerusalém, y el primer ministro ordenó un refuerzo masivo en la capital después de consultar con altos mandos de seguridad.

“Jerusalém está bajo ataque,” afirmó el primer ministro Benjamin Netanyahu el jueves, menos de 24 horas después que un terrorista atropelló a una multitud de transeuntes en una estación de tren ligero en Jerusalem.
El primer ministro convocó a consultas de seguridad en la sede de la Policía de Jerusalém con el ministro de seguridad interna, el jefe de policía, el jefe del Shin Bet, el alcalde, y el comandante regional – mientras los incidentes se registraban en distintos puntos de la capital.

Netanyahu ordenó a los funcionarios enfatizar la soberanía israelí sobre todas las partes de Jerusalém utilizando refuerzos masivos.

“Jerusalém no es la única ciudad bajo el ataque de terroristas;. Otras ciudades de todo el mundo lo están, también, pero la ofensiva en Jerusalém es apoyada por el presidente de la Autoridad Palestina, Abu Mazen, que glorifica a los asesinos y abraza el grupo al que pertenecen a – Hamas “, dijo Netanyahu.

Netanyahu aprovechó la ocasión para recordar a las potencias mundiales de la amenaza planteada por el terrorismo. “Contra estos actos nos enfrentamos con flacidez internacional. Pero no hay tal debilidad aquí. Vamos a estar fuertes para ejercer nuestro derecho y obligación de proteger nuestra capital.”

“Si pudieran, los asesinos eliminarían a todos nosotros – y esta simple verdad debe guiar a toda la comunidad internacional”, dijo.

La ministro de Justicia, Tzipi Livni, sin embargo, instó a la moderación en las declaraciones públicas de funcionarios israelíes después del incidente. “Debemos detener las declaraciones tempestuosas, las propuestas legislativas irresponsables, las provocaciones”.

“Ahora es el momento de actuar con sabiduría y responsabilidad. Esa responsabilidad recae sobre los hombros de ambos lados”, agregó.
El Presidente Reuven Rivlin, quien habló en el funeral de Jaia, dijo que vio en el cementerio “el terrible dolor de la familia del bebé.”

Fuente: Yediot Ajaronot – Traducción: Hebreos.Net