fam-salim

Israel transferirá 30 millones de metros cúbicos de agua a los palestinos

El ambicioso proyecto de Israel de construir un canal que una el Mar Rojo al reducido Mar Muerto también transferirá 30 millones de metros cúbicos de agua a la Autoridad Palestina, en virtud de un acuerdo firmado el miércoles en una conferencia mundial del agua en Estocolmo.
El acuerdo, firmado en la Semana Mundial del Agua de este año, fue respaldado por Jordania, Egipto, Arabia Saudita y los otros estados del Golfo, pero provocó un airado estallido del representante palestino contra las políticas de agua de Israel.
El parlamentario israelí-druso del Likud Ayoub Kara, que representó a Israel en la conferencia anual, dijo que la transferencia se iniciaría el próximo mes.
“Llevamos la creativa idea de transferir 30 millones de metros cúbicos de agua a los palestinos el próximo mes en el marco del proyecto del canal, y la iniciativa fue elogiada por los miembros del consejo”, le dijo a Radio Israel el jueves.
“Este elogio por la iniciativa presionó al representante palestino, que se subió al escenario y gritó como nunca se ha visto, lo que provocó que la seguridad lo retirara del escenario”, agregó Kara.

El ambicioso proyecto del canal del Mar Rojo-Mar Muerto ha estado trabajándose durante más de una década y tiene como objetivo proporcionar la tan necesaria agua para partes de Jordania, Israel y los territorios palestinos.
Una planta de desalinización en la ciudad jordana de Aqaba, a través del golfo desde la ciudad turística israelí de Eilat, producirá agua potable. Israel recibirá entre 30 y 50 millones de metros cúbicos de agua potable, que se destinarán a Eilat y a las comunidades en la región de Arava, mientras que Jordania utilizará 30 millones de metros cúbicos para sus propias zonas del sur.
Cien millones de metros cúbicos del subproducto del proceso, altamente salino, se canalizarán hacia el norte hasta el Mar Muerto – el punto más bajo de la tierra, unos 427 metros bajo el nivel del mar – para rellenar el lago, cuyo nivel ha disminuido precariamente en las recientes décadas. Los expertos han advertido que el Mar Muerto, el lugar más bajo y de agua más salada del mundo, está en camino de secarse en el año 2050. Los ecologistas han advertido, sin embargo, que llevar el agua al Mar Muerto pondrá en peligro la ecología de la región.
El proyecto será financiado y apoyado por el Banco Mundial, EE.UU. y varios países europeos. El mes pasado, Jordania dijo que 17 empresas internacionales han presentado ofertas para la construcción del canal.

AFP contribuyó a este informe.

Fuente: Por Israel, Traducción de Jose Blumenfeld – Times of Israel