Israel reacciona ante la amenaza de boicot de empresa europea de telefonía movil

Stephane Richard, alto directivo de Orange, expresó ayer que abandonaría Israel rápidamente si le fuera posible. Empleados locales protestaron fuera de la sede de Orange, cubriendo el logotipo con la bandera israelí.

El Embajador de Israel en Francia Yossi Gal, pidió hoy al gobierno francés que condene las declaraciones del consejero delegado de Orange, Stephane Richard, quien dijo el miércoles que rompería los lazos de la compañía con Israel en cuanto tenga oportunidad.

Gal emitió una queja este jueves por la falta de respuesta al apoyo de Richard a un boicot a Israel. Se comunicó con el Ministerio de Asuntos Exteriores francés y el Ministerio de Economía para expresar la gravedad con la que Israel considera dichas declaraciones.

La embajada de Francia en Israel también se ha abstenido de publicar una condena a las declaraciones de Richard. El gobierno francés posee alrededor del 25% del gigante celular global.

Hablando el miércoles en El Cairo, Richard dijo que si fuera por él, Orange terminaría su relación con socios israelíes tan pronto como sea posible. “Estoy dispuesto a abandonarlo mañana por la mañana, pero el punto es que quiero asegurar el riesgo legal para la compañía”, dijo.

Los comentarios provocaron una fuerte respuesta de Israel. El ministro de Cultura Miri Regev, pidió hoy al presidente francés, Francois Hollande, que despida a Ricahrd.
Regev dijo que Hollande debe mostrar “tolerancia cero” para lo que calificó cómo antisemitismo e instó a los clientes judíos de Orange en todo el mundo a que cambien de compañía.

Algunos clientes israelíes llamaron, a través de redes sociales, a abandonar Orange, pero los socios locales se apresuraron a aclarar que la compañía israelí sólo utiliza el nombre de la marca Orange.
“Somos una compañía israelí propiedad de Haim Saban, “este es un problema nacional, no sólo nuestro.”

Fuente: Yediot Ajaronot – Traducción: HebreosNet