Israel pidió a la Corte celeridad en la causa por el atentado a su embajada en Argentina

Si bien la embajada de Israel no es querellante en la causa del ataque terrorista, la decisión de Shavit de ir a la Corte forma parte de la intención diplomática israelí de seguir de cerca el caso y la visita al máximo tribunal se pudo leer como un mensaje político por elevación a Cristina Kirchner

Es que hace 10 días en su mensaje al Congreso nacional, la Presidente argentina cuestionó a Jerusalém por no reclamar en la Justicia por el atentado de 1992 y, en cambio, poner énfasis en el atentado contra la AMIA.

Fue una señal política y otra jurídica. Con ese doble mensaje se presentó ayer ante la Corte Suprema argentina la embajadora de Israel en el país, Dorit Shavit, quien pidió al máximo tribunal que se acelere la causa por el atentado contra la sede diplomática ocurrido en 1992 y reiteró los pedidos de captura para los acusados que hay hasta ahora.

Según confiaron a LA NACION fuentes judiciales y diplomáticas, la embajadora de Israel se reunió con el secretario penal de la Corte Suprema Esteban Canevari. Hablaron de los últimos avances de la causa que en un fallo de 1999 halló culpable a un grupo del Hezbollah, pero aún no se capturó a los involucrados.

En este sentido, la embajadora de Israel reiteró los pedidos de captura de Imad Mughniyah y de José Salman El Reda. Estos dos sospechosos están prófugos y se desconoce si el primero está muerto tras un atentado en Damasco en 2008. A El Reda se lo persigue porque en su momento fue detenido con 30.000 dólares falsos, que resultaron ser los “superdólares” que fabricaba, falsificados, el gobierno iraní para financiar atentados terroristas.

Por otra parte, ayer se supo que la embajadora Shavit reclamó a la Corte por el procesamiento del iraní Hussein Mohamad Suleiman, que fue detenido en Jordania y allí confesó que él había ingresado a la Argentina los explosivos con los cuales se perpetró el atentado contra la embajada de Israel.

Washington se comprometió a aportar información sobre Suleiman y su paradero actual, pero no lo hizo hasta ahora.

Según se dejó entrever tras la reunión de ayer entre Canevari y Shavit, tanto los servicios de inteligencia de Estados Unidos como los de Israel siguen de cerca el caso y han aportado datos para conocer el paradero de los acusados del atentado contra la sede diplomática cuyo 23er aniversario se cumplirá el martes próximo.

El gesto de Shavit de acercarse a la Corte contradice los cuestionamientos de la Presidenta. Empero, en una extensa carta que la embajadora israelí envió a la cancillería argentina la semana pasada dejó en claro que la “responsabilidad” por la seguridad de los cuerpos diplomáticos extranjeros recae sobre el “país receptor”.

En aquella misiva dirigida al canciller Héctor Timerman la diplomática sostuvo que “en los últimos 23 años Israel ha sostenido la importancia de continuar con las acciones pertinentes con miras a llevar a los responsables a juicio”.

El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, había dicho que la causa del atentado contra la embajada era “cosa juzgada”. Pero luego se tuvo que retractar porque en verdad hay un fallo que determinó que un grupo del Hezbollah, en alianza con la Jihad Islámica, perpetuó el atentado terrorista, aunque aún no se detuvo a los culpables.

El encuentro entre la embajadora Shavit y el fiscal de la Corte se produce apenas una semana antes de que se realice el acto de conmemoración por los 23 años del atentado contra la sede diplomática que estaba ubicada en Arroyo y Suipacha.

Fuente: La Nación – Radio Jai