Israel compra petroleo kurdo ayudando a financiar la lucha contra “Estado Islámico”

Al menos las tres cuartas partes del petróleo que ha importado, en los últimos meses, Israel provienen de Irak, un país con el que está técnicamente, desde hace décadas, en guerra, señala un reporte del diario Financial Times.

Para ser más precisos, el petróleo procede de la región semiautónoma kurda de Irak. Con esa acción Israel está proveyendo una fuente de vital de fondos para el Kurdistán que tiene problemas de liquidez (dinero contante y sonante) y provee el financiamiento que tanto necesitan las milicias kurdas “peshmerga” para luchar contra el Estado Islámico, señala el reporte.

En definitiva, el petróleo kurdo iraquí está llegando a los mercados mundiales, con Italia, Francia y Grecia también entre los grandes compradores, indica el periódico. El comercio tiene lugar mediante un sistema secreto prepago mediado por las empresas de comercialización del petróleo más grandes del mundo, entre ellas Vitol y Transfigura.

El informe se basa en los datos de los embarques, fuentes comerciales y el seguimiento satelital de los buques cisterna petroleros. De acuerdo con estos datos, las refinerías y las empresas petroleras israelíes importaron más de 19 millones de barriles de petróleo kurdo entre comienzos de mayo y el 11 de agosto. Este intercambio equivale a casi mil millones de dólares, de acuerdo con los precios internacionales, durante ese período.

Esto equivale a cerca del 77 por ciento del promedio de la demanda israelí, que aproximadamente alcanza los 240 mil barriles diarios, según el Financial Times. Más de una tercera parte de las exportaciones del norte de Irak, que fueron transportadas a través de un oleoducto al puerto turco de Ceyhan, sobre el mar Mediterráneo, fueron a parar a Israel durante ese período.

Parte de ese petróleo pudo haber sido reexportado desde Israel o almacenado en tanques, señalaron fuentes industriales al diario británico.

Los analistas del sector petrolero sugieren que Israel podría haber adquirido el petróleo kurdo con algún descuento; pero los funcionarios del Gobierno Regional Kurdo (GRK) lo niegan. Otros insinúan que podría ser la forma mediante la cual Israel envía apoyo financiero a los kurdos.

De cualquier manera, el surgimiento de Israel como uno de los grandes compradores de petróleo del norte de Irak ilustra las crecientes fisuras entre Erbil y el gobierno federal de Bagdad.

Bagdad no reconoce y ni mantiene lazos oficiales con Israel. Estados Unidos es un cercano aliado de ambos de Israel y del GRK, y ha instado a Erbil a trabajar junto con Bagdad en las ventas de petróleo.
El Gobierno Regional de Kurdistán aclara que no ha vendido petróleo a Israel “directa o indirectamente”; pero el Financial Times apunta que lazos entre Erbil y Jerusalén se remontan a varias décadas atrás, en tanto que ambas partes encuentran un terreno común de entendimiento como países no árabes, aliados de Occidente.

“No nos importa a dónde va el petróleo una vez que los hemos entregado a los comerciantes”, manifestó un asesor del gobierno kurdo en Erbil, y agregó: “Nuestra prioridad es conseguir el dinero para financiar a nuestras fuerzas “peshmerga” contra Daesh [Estado Islámico] y pagar los salarios de los empleados públicos”.

El Gobierno de Israel no hace comentario sobre la fuente de suministro de energía, que considera como un asunto de seguridad nacional. Algunas fuentes dentro del país sugieren que el Estado judío sigue importando petróleo de Azerbaiyán, Kazajstán y Rusia, sus principales proveedores de gran parte de la última década.

De acuerdo con el Financial Times, Israel no es el único país que ha estado comprando más petróleo kurdo. Desde mayo pasado, las refinerías italianas importan alrededor del 17 por ciento de sus suministros desde el norte de Irak, con un promedio de más de 450.000 barriles diarios durante el período, mientras que Grecia y Turquía absorbieron el 8 y el 9 por ciento, respectivamente.

Otro 17 por ciento de las exportaciones iraquíes del norte partió hacia Chipre, donde se transfiere normalmente de buque a buque -una táctica a veces utilizado por los comerciantes para ocultar el destino final de las ventas de petróleo-, según el diario.

Fuentes de la industria de petróleo, dijeron que Vitol, el mayor comerciante independiente de petróleo del mundo, ha estado ayudando a los kurdos iraquíes a vender su petróleo desde principios de este año. Ni Vitol ni Tranfigura quisieron hacer comentarios al periódico londinense.

Fuente: Aurora