ISIS decapitó a una veintena de cristianos, amenazó con manchar el Mediterráneo con sangre cristiana e invadir Roma

El yihadista Estado Islámico (ISIS, en inglés) amplió su guerra contra “los infieles” a Egipto tras decapitar a una veintena de coptos egipcios en Trípoli, lo que encendió las alarmas en El Cairo, donde no cesan los llamamientos a una intervención militar en Libia.

Durante más de cinco minutos de video, con la habitual calidad de imagen y sonido con la que ese grupo graba sus crímenes, una veintena de extremistas enmascarados y con ropa negra, desfilan con cada uno de los civiles egipcios, vestidos con el uniforme naranja de próximos decapitados por los yihadistas.
Las imágenes están filmadas supuestamente en la costa del mar Mediterráneo, en el norte de la ciudad libia de Tripolí, lugar que los yihadistas han elegido para que sea testigo de su última masacre, según precisa el grupo terrorista en el vídeo.
La grabación, emitida por una de las productoras de ISIS, “Al Hayat”, fue difundida en foros yihadistas bajo el titulo “Un mensaje firmado con sangre para la nación de la cruz”, en referencia a los cristianos.
Las víctimas, cuya identidad fue confirmada por la iglesia ortodoxa desde El Cairo, llevaban las manos atadas en la espalda y no mostraban signos de resistencia, aunque varios de ellos aparecen rezando antes de su decapitación por sus verdugos.
“Hemos visto el doloroso vídeo y podemos afirmar con convicción que los muertos son nuestros hijos secuestrados”, agregó Halim.
“Estamos seguros de que nuestro gran Estado no descansará hasta que los criminales reciban su merecido castigo”, ha declarado la Iglesia Ortodoxa Copta en un comunicado.
Asimismo, en un comunicado recogido por la agencia estatal de noticias, Mena, la Presidencia egipcia también declaró siete días de luto.

En la grabación, uno de los yihadistas, que habla en un perfecto inglés y que señalaba constantemente a la cámara con una navaja, advirtió, señalando al Mediterráneo que aparecía a sus espaldas, que iba a “manchar las aguas de ese mar con la sangre cristiana”, puesto que es el lugar donde han elegido “hacer desaparecer” el cuerpo de Osama Bin Laden”, anterior líder de Al Qaeda, muerto por fuerzas estadounidenses en Pakistán en 2011.

Después de degollar a los coptos, el radical advirtió que ISIS “va a invadir Roma”, en referencia a todo el continente europeo, lo que ellos consideran “la promesa que un día le hicieron al profeta” Mahoma.

Fuente: Univision