Irán pone a Europa dentro de su alcance con su nuevo misil

Irán dio a conocer su nuevo misil cruce, el que según dice aumenta en un 25 por ciento el alcance de sus proyectiles, poniendo a ciudades tan distantes como Budapest, Varsovia y Atenas, dentro del radio de fuego de la República Islámica.

Irán añadió a la exhibición videos sobre el lanzamiento del misil; mientras negocia con las seis potencias mundiales un acuerdo sobre su programa nuclear.

Desde hace tiempo que Israel insiste a las potencias que incluyan el programa de misiles iraníes dentro del marco de las negociaciones, una exigencia que Teherán rechaza de plano.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, expresó en el pleno del Congreso norteamericano que “si el programa de misiles balísticos intercontinentales no forma parte del acuerdo, y hasta ahora, Irán rechaza siquiera que sea puesto en la mesa de negociaciones”, entonces Teherán, si logra producir un arsenal nuclear en el futuro, tendrá entonces los medios como para lanzarlo “a los puntos más lejanos del planeta, incluyendo a todas los sitios de Estados Unidos”.

El misil Soumar, tal como se lo conoce en Irán, es una copia del proyectil soviético Kh-55, que fue robado de Ucrania en 2001, y aparentemente copiado en Irán, tras ser objeto de un análisis de ingeniería inversa.

Tal Inbar, director de investigación espacial del “Fisher Institute for Air and Space Strategic Studies”, manifestó que el nuevo misil y el alcance aumentado (2.500 kilómetros) representa un cambio dramático.

Al igual que otros misiles cruceros el Soumar vuela a baja altura, lo que hace difícil su detección mediante los radares.

El misil es capaz de portar una ojiva de 200 kilogramos, lo que implica que no puede ni por lejos lanzar un dispositivo nuclear.

Sin embargo, Inbar, que desde hace años que viene monitoreando el programa iraní de misiles, destacó que significa un desarrollo importante.

Obviamente, el nuevo misil cubre todo el territorio israelí; sin embargo, la inclusión de capitales europeas dentro del alcance de los proyectiles iraníes podría despertar aún mayores discusiones sobre los planes norteamericanos de desplegar sistemas de defensa antimisiles en Europa. Rusia viene diciendo desde hace tiempo que los misiles iraníes no representan una amenaza para Europa ni para EE.UU. Inbar apuntó que “sería una muy interesante movida; si fue tomada sin el consentimiento ruso”.

La decisión de revelar esos nuevos misiles ha sido con casi total seguridad aprobada por el Líder Supremo de Irán, el ayatollah Ali Khameneí.

Fuente: Radio Jai