purim2015

Hoy es Purim y te contamos la historia del “Carnaval” judío

Purim es la más misteriosa de las fiestas hebreas. Apareció de repente en el siglo II antes de la Era Común, aunque muchos judíos la ignoraron durante siglos. Y el origen de la fiesta, y el de su texto insignia – el Libro de Esther (Meguilá de Esther) – son desconcertantes.

Los judíos suelen ponerse disfraces en Purim, para celebrar no haber sido eliminados en un genocidio masivo hace miles de años. Y la comida tradicional son las “Oznei Aman”

orejasaman

La primera referencia a Purim está en el libro deuterocanónico Macabeos II (15:32), que simplemente dice que el día 14 del mes judío de Adar, los judíos celebran una fiesta llamada “Día de Mordejai.” Es evidente que la fiesta se celebraba en por lo menos algunas comunidades judías ya en el 124 aC, cuando este libro fue escrito en Alejandría.

El judío historiador Josefo, en el siglo 1 dC, también menciona la festividad, señalando que fue era celebrada ampliamente.

Sin embargo, parece que la fiesta no ganó la aceptación de todos los judíos hasta la Alta Edad Media. Por ejemplo, Esther es la única meguilá no encontrada entre los Rollos del Mar Muerto, que indica que la comunidad del desierto no la consideraba canónica. Sin embargo, la Mishná dice que al menos desde la época de la revuelta de Bar Kojba (132-136 dC), la lectura del Libro de Esther en Purim era considerada una mitzvá.
El propio Talmud se refiere a algunos que dudaban si Purim se debía celebrar como fiesta judía. Aún así, claramente en el momento de la Mishná y el Talmud, Purim ganaba popularidad: Más traducciones y exégesis del Libro de Esther se pueden encontrar en este período que en cualquier otro texto bíblico.
El origen de la fiesta es acaloradamente discutido. Una serie de fiestas paganas – griegas, persas, asirias y babilónicas – han sido sugeridas como candidatas, pero ninguno realmente cuadra.
La historia del Libro de Ester como aparece en la Biblia hebrea es la siguiente: Asuero (Ajashverosh en Hebreo o Jerjes I), rey de Persia, quiere que su esposa Vashti muestre su belleza ante sus invitados. Pero ella se niega. Los sirvientes de Asuero realizan una versión antigua de “The Bachelor”, trayendo a las mujeres más hermosas del reino. Una de ellas es Esther, la héroe epónima del libro, una huérfana criada por su tío Mardoqueo (Mordejai).
Después de que su sobrina se convierte en reina, Mordejai descubre un complot para asesinar en el palacio al Rey Asuero. Él le dice al rey, y este manda a matar a los conspiradores muertos.
Alrededor de esta época, uno de los visires del rey, Amán, se eleva a la supremacía. Todo el mundo, incluyendo los otros visires, deben inclinarse ante él. Mordejai se niega. Furioso, Amán reacciona de forma exagerada, decidiendo no sólo que Mardoqueo, sino todos los judíos del reino deben ser asesinados. Para elegir un día propicio para celebrar este genocidio, él sostiene una lotería y elige el 13 de Adar.

Al enterarse de esto, Mordejai insta a Esther a hablar con el rey y hacerle rescindir las órdenes de ejecución enviadas a todo el reino. Aunque acercarse al rey sin ser invitado era peligroso, Esther ayuna durante tres días, luego invitando al rey y a Amán a un banquete.

En el banquete, el rey pregunta a Ester que que quiere. Ella sólo quiere una cosa: que él y Amán vengan a otro banquete al día siguiente.

Esa noche, el rey no podía dormir. Para ayudar a relajarse, le pidío a a sus sirvientes que le leyeran una de las crónicas del reino.

Por casualidad, los funcionarios le leen cómo Mordejai le salvó de una muerte segura. Él le pregunta cómo fue recompensado a Mordejai y le dicen que no fue.

A la mañana siguiente Amán se presenta a la recámara del rey para pedirle permiso para ejecutar su plan malvado, pero el rey le antepone “¿Qué se le debe hacer a un hombre al que el rey desea honrar?” Amán, pensando que el rey estaba hablando de él, le dijo que un hombre así debería desfilar por las calles de la capital en un caballo en esplendor con un hombre que camina adelante de él anunciando que esto es lo que le pasa a los hombres que el rey “se deleita en honrar.”

Naturalmente, se sintió frustrado cuando el rey ordenó que se hiciera esto a Mordejai, y no a él, pero él lo llevó a cabo según lo ordenado.

Esa noche fue el banquete de Esther, donde Esther dijo a Asuero sobre el complot de Amán. El rey salió furioso.

Posteriormente, Amán fue al cuarto de Esther para pedir misericordia pero mientras yacía postrado en su cama rogando, el rey entró y confundió lo que vio con un intento de Amán de violar a su esposa. Ordenó que Amán fuese ahorcado , y ordenó que los judíos en todo el reino se protegieran de los que vienen a matarlos, ya que las ordenes no podían ser retractadas a tiempo.

El 13 de Adar, y el día siguiente, judíos de todo el reino mataron a miles de sus atacantes. Pero ellos mismos se salvaron.

Fuente: OSA Filial Córdoba