Festejos en Jordania por la liberación del asesino de 7 niñas israelíes, tras 20 años en prisión

El soldado jordano Ahmed Daqamseh, que cumplió una condena de 20 años de prisión, fue recibido en su ciudad natal – Irbid – con grandes festejos. El 13 de abril de 1997,Daqamseh disparó contra un grupo de niñas israelíes de 13 años de edad que realizaban una excursión en Naharaim. 7 resultaron muertas. En la foto, una de las madres con la foto de su hija asesinada.

El gobierno de Jordania intentó evitar los festejos y, sobre todo, que éstos fueran difundidos fuera del país. Por eso, la liberación de Ahmed Daqamseh – el asesino de 7 niñas israelíes – se llevó a cabo de madrugada, y sin anuncios públicos previos.
Sin embargo, Daqamseh fue recibido con un gran festejo en su casa en Irbid, en el norte de Jordania, donde hubo música, dulces y disparos al aire.
Precisamente esta semana se cumplen 20 años de la masacre de Naharaim, el lugar al que un grupo de niñas de una escuela israelí habían salido de excursión. Se encontraban en un lugar conocido como “Isla de la Paz” y Ahmed Daqamseh les disparó a mansalva. Siete niñas murieron y otras siete resultaron heridas.
Este hecho ocurrió tres años después que fuera firmado el tratado de paz entre Israel y Jordania. Daqamseh fue condenado a cadena perpetua, y para la ley jordana ello implica entre 20 a 25 años de reclusión.
Pocas horas después de la masacre, el rey Hussein de Jordania realizó visitas de condolencias a las familias de las niñas durante la semana de duelo y presentó sus disculpas. Durante los 20 años que Daqamseh pasó en prisión hubo muchos intentos de conseguir un indulto, por parte de su familia y seguidores, pero éstos fueron rechazados por el gobierno y la justicia del país. Pero muchos en el país lo consideran un héroe, no sólo quienes acudieron a Irbid a recibirlo con honores.
“Los israelíes son basura humana”

Ahmad Daqamseh, el ex soldado jordano, que asesinó a siete niñas israelíes, y fue liberado tras veinte años de cárcel, manifestó que los israelíes son “basura humana” que debe ser erradicada.

Daqamseh efectuó esas declaraciones al canal de televisión qatarí Al Jazeera tras ser recibido como un héroe por amigos y familiares en su aldea natal cerca de Irbid.

“Los israelíes son basura humana, que el resto del mundo ha vomitado a nuestros pies”, manifestó Daqamseh al canal qatarí. “Debemos eliminarlos con fuego o enterrarlos. Si no los hacemos con nuestras manos, la tarea quedará para las futuras generaciones”.

“No crean en la mentira de la normalización con la entidad sionista. No crean en la mentira de la solución de dos estados. Palestina es una sola tierra desde el río hasta el mar, no hay tal estado llamado ‘Israel’”, manifestó el asesino de las niñas.

En marzo de 1997, Daqamseh abrió fuego con su arma automática contra las colegialas israelíes que estaban realizando un paso en la llamada “Isla de la paz”, en la frontera jordana-israelí, asesinando a siete de ellas e hiriendo a otras cinco y a una maestra. Un tribunal militar jordano decretó que Daqamseh era mentalmente inestable y lo sentenció a cadena perpetua, en vez de condenarlo a muerte.

El entonces líder de Jordania, el rey Hussein, condenó el ataque y viajó a Israel para ofrecer sus condolencias a los familiares por la masacre de las niñas. Amman también pagó una indemnización.

Daqamseh fue liberado de la cárcel tras cumplir una condena de 20 años en prisión.

Fue recibido por una caravana de decenas de automóviles que celebraron tocando bocina.

Su hermano Basher expresó que su familia se regocija de felicidad.

HEBREOS.Net
Fuentes: Iton Gadol – Aurora