abbas

Embajadora de Israel en Uruguay le responde al Embajador de Palestina

Me gustaría – a continuación – abordar varias reivindicaciones planteadas por el Embajador de Palestina en “La República” (30 de noviembre de 2015), afirmó la Embajadora de Israel en Uruguay. Por ello, citó los reclamos del embajador palestino y replicó cada uno de ellos.

Reclamo: El problema es la ocupación de los territorios palestinos desde la Guerra de los Seis Días de 1967
El problema no es la ocupación. El problema es la negativa palestina a reconocer el derecho de Israel a existir como Estado Judío cualquiera sean sus fronteras. Los árabes-palestinos no quieren que Israel exista ni siquiera en las fronteras de 1947, y han rechazado continuamente cualquier solución que requiera el reconocimiento de un Estado como patria para el pueblo judío.

La OLP fue fundada en 1964, tres años antes de la Guerra de los Seis Días, y antes que cualquiera de los territorios en disputa cayera en manos de Israel, con el objetivo declarado de lograr la destrucción de Israel. Esto fue tres años antes que cualquier “ocupación”, haya comenzado. Mientras Egipto y Jordania controlaron Gaza y Cisjordania respectivamente, a los palestinos no les importó. Sólo la soberanía israelí en la tierra de Israel les molesta.

Reclamo: Israel ignora las Naciones Unidas
Israel respeta las resoluciones de la ONU. La ONU es firmante de nuestro “certificado de nacimiento”. Esta semana (el 29 de noviembre) celebramos un nuevo Aniversario de la Resolución 181 de la ONU, queestablecióen 1947, dos Estados para dos pueblos. Los líderes judíos aceptaron esta propuesta, y los árabes-palestinos se negaron y se han negado sistemáticamente a toda negociación desde entonces.
¿Por qué se niegan los palestinos? Parecen incapaces de reconocer no sólo la existencia de facto de Israel, que cualquier persona razonable mirando un mapa lo puede hacer, sino a los derechos legítimos del pueblo judío, como un pueblo con una patria.

Reclamo: Israel bajo protección e inmunidad internacional. (Británicos, Estadounidenses)
Israel se defiende solo. Nunca le hemos pedido a ningún otro país o nación que nos defienda.Más de 23.000 hombres y mujeres han muerto en batalla, protegiendo a Israel de los 22 países árabes que han intentado varias veces destruir a Israel.Israel comparte un vínculo especial con los EE.UU. sobre la base de valores compartidos e intereses comunes.
Este es un lazo que compartimos con todas las democracias liberales que comparten nuestros valores, la defensa de la democracia, la libertad y la voluntad de defender estos valores contra los que tratan de pisotearlos. Y son éstos mismos valores que compartimos también con Uruguay.

Reclamo: Israel perpetra el terrorismo de Estado, la ocupación infrahumana, el muro del apartheid, la violación de los derechos humanos; Los palestinos son dignos, lucha, resistencia pacífica
Los palestinos son los inventores del terror moderno como medio para lograr sus objetivos. En los últimos 40 años, fueron terroristas palestinos los que inventaron el secuestro de aviones (el vuelo de Sabena a Israel en 1972, el vuelo de Air France a Entebbeen 1976 y otros), secuestrar y asesinar a pasajeros de los cruceros (Achille Lauro 1985), el asesinato de atletas (como el equipo israelí en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972), y atacando en las callesa personas al azar (como por ejemplo, los terroristas suicidas en la década del 2000, donde fueron asesinados aproximadamente 1.000 israelíes en cafés, restaurantes familiares, tiendas, discotecas, y cenas de Pascua).
Fue esta ola de terror que llevó a Israel a construir la valla antiterrorista, que ayudó a prevenir la ola de terror y de ese modo el número de personas asesinadas descendió más del 80 por ciento.Israel apoya los derechos humanos, y los defiende en las situaciones más difíciles que otras democracias occidentales sólo pueden imaginar.
Por ejemplo, aún en medio de la operación militar de 50 días durante el año pasado contra los terroristas de Hamas que cometieron crímenes de guerra dobles, escondiéndose detrás de civiles palestinos con el fin de bombardear civiles israelíes, el ejército israelí realizó todos los esfuerzos posibles para proteger a los civiles palestinos, de acuerdo con las leyes internacionales.
Israel envió cientos de camiones cargados de suministros humanitarios a Gaza, todos los días, incluso bajo el fuego de cohetes, y mantuvo el suministro de electricidad a la central Palestina para mantener este servicio en marcha.
El primer día de cese el fuego entre Israel y Hamas, los empleados de la compañía nacional de electricidad israelí comenzaron la reparación de las redes eléctricas que fueron dañadas debido a los cohetes disparados desde la Franja de Gaza (http://www.algemeiner.com/2014/08/06/israel-repairs-power-grids-for-gaza/)

Reclamo: Israel bombardeó escuelas de la ONU y la ONU protestó, condenando. Los palestinos sufren asesinatos diarios, expulsiones, la construcción de colonias en tierras palestinas. Los palestinos quieren una resistencia pacífica. Ocupación produce efectos. Víctima de la ocupación ilegal del ejército israelí. Vivir bajo el colonialismo.
En la Operación de Gaza, Israel se defendió cuando se recibieron ataques. Recibimos diariamente miles de cohetes de los terroristas de Hamas, se imploró a los palestinos a tomar medidas para poner fin a esta situación para que nosotros no tuviéramos que hacerlo. Pero no lo hicieron, o no pudieron hacerlo.
Hamas lanzó deliberadamente bombas desde escuelas y mezquitas intentando provocar una reacción que obligó a Israel a responder. La ONU admitió en tres casos diferentes, que los cohetes fueron escondidos en sus escuelas en Gaza y pidieron disculpas por ello. (http://www.timesofisrael.com/rockets-found-in-unrwa-school-for-third-time/).
El embajador de Palestina ante las Naciones Unidas, incluso admitió que Hamas estaba cometiendo crímenes de guerra durante el conflicto (http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4542765,00.html).
Las Fuerzas de Defensa de Israel hicieron más de lo que cualquier otro ejército occidental hizo, tratando de evitar las bajas civiles. El ejército israelí utiliza estándares sin precedentes para advertir a la población civil –llamando por teléfono, lanzando folletos, enviando mensajes de texto en árabe, instando a la población local a abandonar los sitios.
Comandantes de alto rango de los ejércitos occidentales que participaron en guerras como las de Afganistán, Irak y Bosnia declararon que en la historia de la guerra ningún otro país hizo tanto para proteger las vidas de civiles. (http://blog.unwatch.org/wp-content/uploads/HLIMG-report-cover-letter-to-Judge-Mary-McGowan-Davis-UNHRC-31-May-2015.pdf). Pero no podíamos ignorar y sentarnos de brazos cruzados mientras los terroristas de Hamas atacaban nuestros civiles. Tuvimos que parar los ataques.
Todo esto suena como si el Embajador Palestino estuviera tratando de justificar el terror como una excusa, como si fuera una respuesta legítima a un agravio político. El terror no puede justificarse; el terror debe ser combatido. Los agravios políticos deben ser manejados en la mesa de negociaciones.Pero los palestinos siempre huyen de las decisiones difíciles y de los compromisos.
Los palestinos tratan de esconderse bajo las faldas del sistema de la ONU para evitar mirar al interior de su propia sociedad y de la propia cultura de incitación al odio que se ha forjado tras años de odio enseñanza y el negacionismo. Esto así no va a funcionar.
Los palestinos deben enfrentar la realidad y estar dispuestos a hacer concesiones dolorosas para llegar a la paz. Tierras por paz ha sido una solución que ha funcionado en el pasado. Funcionó con Egipto y Jordania, y puede funcionar con los palestinos, pero deben dar un paso adelante y sentarse a la mesa.

Reclamo: Palestina opta por la paz de los valientes, la resistencia pacífica.
Ojalá fuera cierto. Por favor, vengan a hablar con nuestros líderes para encontrar una manera de lograr la paz. Condenen el terrorismo. No financien terroristas pagando a las familias de los terroristas suicidas, no denominen a las plazas públicas en honor a terroristas condenados.
Hasta el momento, los palestinos se han negado sistemáticamente ante cualquier intento de lograr una solución pacífica: a partir de la Comisión Peel de 1938, el Plan de Partición de la ONU de 1947 y el infame “Tres No” de Jartum en 1967, (no a la paz, no a la negociación, no al reconocimiento de Israel), a la oferta el presidente Clinton del 2000, la retirada de Israel de Gaza en 2005 y la oferta del Primer Ministro Olmert en 2008.

Reclamo: el gobierno de extrema derecha de Netanyahu apoya la ideología de asesinato
El Primer Ministro Netanyahu ha solicitado una y otra vez negociaciones de paz, la más reciente en la ONU en Nueva York. Su gobierno fue el primero en congelarpor10 meses la construcción enlos asentamientos cuando se sugirió eso como la condición previa para las conversaciones. Al hacerlo, el gobierno israelí fue más allá de lo acordado en el acuerdo de Oslo, como un acto de buena fe. Pero no funcionó. Los palestinos no llegan a la mesa.
Denominar al gobierno de Netanyahu como la celebración de una ideología de asesinato es una calumnia y una incitación. Netanyahu aboga por la convivencia y las negociaciones, pero no sacrificando la seguridad de Israel para aplacar a un líder palestino que por alguna razón es incapaz de hablar o actuar contra el terror. Israel no es perfecto, nuestra sociedad tiene sus extremistas como cualquier otro.
Pero la prueba es el liderazgo. Israel lucha y arresta cualquier extremista violento, en todo el espectro político están condenados. Y son muy pocos. En la sociedad palestina, el extremismo parece endémico. Los programas de televisión para niños alaban terroristas suicidas. Las plazas públicas y los torneos deportivos llevan el nombre de asesinos en masa.
Abu Mazen ha dicho públicamente en incendiarias declaraciones en árabe– que los judíos contaminan los lugares santos de Jerusalén con sus “pies sucios”; Imanes palestinos dicen que los judíos son cerdos y monos, y más.

Reclamo: la política palestina – sistema democrático presidencial
Abu Mazen actualmente cumple el 11º año de un mandato de 5 años sin miras a una elección. Se suponía que las elecciones sellevarían a caboen enero de 2015. La Autoridad Palestina controla Cisjordania, Hamas controla Gaza.
Abu Mazen ni siquiera puede entrar en Gaza. Los extremistas en Gaza luchan entre sí y surgen grupos cada vez más extremistas, obtienen armas y luchan para ver quién puede atacar mejor a Israel. En cuanto a la cultura de la democracia, hay avances por hacer.
Periodistas palestinos han sido enviados a la cárcel por insultar a Abbas (http://www.jpost.com/National-News/Palestinian-journalist-jailed-for-insulting-Abbas-308014, http://www.ynetnews.com/articles /0,7340,L-4575688,00.html). Los palestinos ya son los mayores beneficiarios per cápita de la ayuda internacional, obteniendo cerca de $ 1 mil millones para 3,5 millones de habitantes, o casi $ 300 por persona. (http://www.globalhumanitarianassistance.org/wp-content/uploads/2015/06/GHA-Report-2015_-Interactive_Online.pdf).
Sólo podemos esperar que la comunidad internacional exija a los palestinos que asuman la responsabilidad de su conducta, solicitar que vuelvan a las negociaciones de paz, y luchen contra el terrorismo y la incitación, a medida que siga llegando la ayuda a la Autoridad Palestina.

Fuente: larepublica.com.uy – JAI URUGUAY