Embajador de Israel en la ONU utilizó la Biblia para defender el derecho del pueblo judío a la tierra

Este lunes el Embajador de Israel en la ONU se dirigió al Consejo de Seguridad y defendió el derecho de Israel, asentado tanto en la historia bíblica como en la Ley internacional.

“Desde el libro de Génesis, al éxodo judío de Egipto, a recibir la Torá en el Monte Sinaí, a las puertas de Cana’an y hasta la realización del pacto de Dios en la Tierra Santa de Israel, la Biblia ofrece un cuadro consistente. La historia completa de nuestro pueblo, y nuestra conexión con la tierra de Israel […]”, dijo Danon.

Danon recordó a la audiencia que las tres grandes religiones monoteístas reconocen las escrituras de la Biblia, incluyendo el Corán, que reconoce que Dios le entregó la Tierra de Israel al pueblo judío.

El mismo Imperio Romano, aclaró Danon, reconoció que expulsó a los judíos de su propia tierra, en la que desde la antigüedad hubo presencia y gobierno judíos ininterrumpidamente. En el último alzamiento judío en contra del Imperio Romano los romanos apelaron por una acción radical, tal como lo atestigua el conmemorativo Arco de Tito, que se levanta al lado del Coliseo en Roma. En este evento el Imperio Romano intentó borrar los lazos históricos de los judíos con su tierra, renombrándola Palestina.

El embajador israelí definió lo que llamó los cuatro pilares en los que se asienta el derecho de Israel a su tierra: la Biblia; la historia; la legalidad y el propósito de la paz y la seguridad internacional.

Pero Danon no solamente esgrimió argumentos bíblicos y de la historia antigua. También hizo un repaso de los argumentos legales internacionales, desde la época del Mandato Británico, que apoyaron el establecimiento de un Estado judío en la ancestral tierra judía, reconociendo los vínculos de los judíos con su tierra.

Resaltó la reacción violenta de los árabes en contra de las disposiciones legales internacionalmente acordadas y que finalmente conllevó, luego de varios episodios bélicos, a la Guerra de Independencia. Subrayó que, según los Acuerdos de Oslo, algunos de los límites acordados desde entonces quedaron en un estatus pendiente de definición.

“Culpar los asentamientos judíos en Judea y Samaria por la inexistencia de paz entre israelíes y palestinos sería obviar la historia”, expresó Danon al aclarar que el conflicto de palestinos en contra de Israel comenzó mucho antes de que Israel comenzara a repoblar las tierras con asentamientos.

También resaltó que sistemáticamente árabes y palestinos se han negado a cualquiera de los seis planes de paz ofrecidos desde 1937 hasta 2014. Incluso se han negado anticipadamente al plan que está por presentar la administración Trump de los Estados Unidos.

Incluso increpó a la Autoridad Palestina por haber tomado el bando del grupo terrorista Hamas. Añadió que el apoyo de la ONU a las aspiraciones palestinas y las reiteradas negativas a las iniciativas de paz sólo logran debilitar esta institución internacional, que estaría elogiando y estimulando el lado que apoya el odio y el terrorismo.

Finalmente Danon puntualizó los cuatro pilares en los que se asentaría la futura paz entre Israel y los palestinos, como son el reconocimiento palestino del Estado judío; el cese de la incitación palestina; la cooperación regional y la aceptación de las necesidades de seguridad de Israel.

“Estamos listos para trabajar juntos. Estamos listos para hablar. Y estamos listos para crear un mejor futuro para nuestros hijos. Sólo cuando los cuatro pilares del pasado y los cuatro pilares del futuro sean aceptados la paz llegará”, enfatizó Danon.