El Shin Bet revela que un supuesto accidente fue terrorismo

Cuando el trabajador de la construcción Netanel Roi Arami cayó 11 pisos y murió en septiembre pasado, su familia mantenía que fue asesinado por sus compañeros árabes. La policía insistía en que había sido un accidente, ahora la policía israelí le dijo a la familia que estuvieron en lo correcto todo el tiempo.

Arami era dueño de una empresa constructora contratada para hacer el trabajo exterior en un edificio de gran altura en el centro de Israel. Durante el día fatal a mediados de septiembre, Arami estaba trabajando en la altura en un edificio de Petah Tikva para sellar aberturas de ventilación, cuando los dos cables que lo sujetaban se cortaron, cayó 11 pisos y murió.

ido-erez2

La policía primero dijo que su muerte fue un accidente, mientras que su familia mantenía lo contrario, ahora ha sido aprobado para su publicación que la familia ha estado en lo cierto.

El tribunal de Petah Tivka aclaró aún más para su publicación que el Shin Bet había arrestado a tres sospechosos por su papel en el asesinato, ahora investigado como un ataque terrorista, pero fueron finalmente liberados.

“Esto no fue un accidente de trabajo, Netanel era un profesional”, dijo su familia en el momento, y ahora parece que la policía podría estar de acuerdo.

Más de 50 trabajadores se encontraban en el sitio, la mayoría de los cuales eran árabe-israelíes y palestinos, así como unos ciudadanos chinos, pero ninguno ha sido arrestados. Los trabajadores, por su parte, afirman que su muerte fue un accidente.

Sus padres ofrecieron una conferencia de prensa y su madre dijo: “Mi hijo fue asesinado por ser judío, no hay otra razón”.

La víctima deja una esposa embarazada y 2 hijos.

ido_erez_3

Fuente: Yediot Ajaronot – Traducción: Hebreos.Net