El presidente israelí lleva té caliente a la policía

Los habitantes de Jerusalém tienen fama de ser gente resistente, que no teme al viento, la lluvia o la nieve. Muchos visitaron supermercados locales el miércoles, y algunos también se aventuraron a Mahane Yehuda donde las mercaderías son más abundantes y baratas.

Pero alguien de  Jerusalém que se aventuró a salir, y no estaba interesado en hacer compras, fue el ciudadano número uno de Israel y su residente más prominente, el Presidente Reuven Rivlin, que no podía soportar la idea de que las unidades de la Policía de Fronteras estén de pie en el intenso frío sin algo para calentar su interior, por lo que les trajo té caliente.

Los uniformados fueron sorprendidos por la visita espontánea, y recibieron al presidente con alegría.

Rivlin visitó por primera vez una unidad estacionada en la parte este de la capital, y citó el versículo bíblico del libro de Isaías: “Jerusalem, sobre tus muros he puesto centinelas que nunca callarán, ni de día ni de noche”, Rivlin agregó que el profeta había omitido decir en el calor y en el frío…

Shabat Shalom !

jerusalemnieve2015