El muftí de Jerusalem prohíbe a los musulmanes vender tierras a judíos

El jeque Muhammad Hussein, el muftí palestino de Jerusalem, emitió una Fatwa (decreto religioso islámico) que prohíbe a los musulmanes “facilitar la transferencia de la propiedad de cualquier parte de Jerusalem o la tierra de Palestina a los enemigos”.

La Fatwa advierte que cualquier persona que se descubra que ha vendido, otorgado propiedad o incluso facilitado la transferencia de propiedad a personas que no son musulmanas será considerado hereje, no creyente y traidor a Dios, al Islam y a la patria.

A la vez, la Fatwa establece que los buenos musulmanes deben negarse a casarse, asistir al funeral de, permitir que sean enterrados en un cementerio musulmán o hacer negocios con cualquier musulmán que realice actos prohibidos, relacionados con la propiedad.

El jeque Muhammad Hussein fue designado para su puesto en 2006 por el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y ha sostenido que los atentados suicidas son una parte legítima de “la resistencia”.

Además, Hussein ha citado en público el hadiz (dicho del profeta Mahoma) que establece: “La Hora no llegará hasta que pelee contra los judíos. Los judíos se esconderán detrás de piedras o árboles. Entonces las piedras o los árboles llamarán: ‘Oh musulmán, sirviente de Alá, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo’”.

Fuente: Iton Gadol