EE.UU. colaboró con la campaña de 2015 para derrocar a Netanyahu

El gobierno de Estados Unidos apoyó a un grupo que intentó desbancar al primer ministro, Biniamín Netanyahu, el año pasado, suministrándole 350 mil dólares o 1,3 millones de shekels, según una investigación del Senado. No obstante, la indagación de esa Cámara absuelve al Departamento de Estado de todo delito o mala intención.

Una investigación bipartidista determinó que no existió ninguna actividad ilegal en el financiamiento del grupo One Voice (Una voz), que luego patrocinó la campaña de V15 para destronar a Netanyahu del poder. No obstante, el informe final regaña al Departamento de Estado por no haber impedido que esos fondos fuesen usados aunque legalmente e indirectamente, para influenciar el proceso político interno de un país aliado.

Según el reporte, escrito por la subcomisión permanente de investigaciones del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, el Departamento de Estado entregó 349.276 dólares a las filiales israelíes y palestinas de One Voice “para apoyar las negociaciones de paz” durante un período de catorce meses que finalizó en noviembre de 2014.

Tras ese período la infraestructura organizacional creada con esos fondos fue usada por V15, un grupo que instaba a votar en Israel por “cualquiera menos Bibi [Netanyahu]”, durante las elecciones generales del año pasado.

Netanyahu llamó a la Knéset (Parlamento) a votar por su disolución el 2 de diciembre de 2014, conduciendo al país a nuevas elecciones en marzo de 2015.

V15 realizó un esfuerzo considerable para tratar de convencer a los votantes para que Netanyahu sea reemplazado por un candidato de centro-izquierda. El partido Likud de Netanyahu y otros grupos de derecha ridiculizaban en ese entonces al grupo por usar “dineros extranjeros” para tratar de derrocarlo.

HEBREOS.Net
Fuente: Aurora