incidentes-monteTemplo-2015-Tishabeav-1

Diputado árabe niega que existiera un Templo Judío en el Monte del Templo

En el día de duelo de Tisha B’av, el legislador de la Lista Árabe Unida, Masud Ganaim, afirma que los judíos no tienen conexión histórica con el sitio sagrado en Jerusalén.
Durante el tempestuosa día de ayuno de Tisha B’av, cuando manifestantes palestinos enmascarados chocaron con la policía en el Monte del Templo en Jerusalén, un legislador árabe de la Knesset salió al aire el domingo, para rechazar las afirmaciones de que los judíos tengan alguna conexión histórica con este sitio sagrado.
El MK Masud Ganaim, del partido Joint (Arab) List, rechazó la idea de que un templo judío había existido nunca en ese lugar y culpó a las “provocaciones” israelíes por los disturbios. “Histórica y religiosamente es un sitio musulmán, punto”, dijo a la radio del Ejército Ganaim.

“El Estado de Israel sabe que los judíos e Israel no tienen legitimidad en el sitio, a excepción de su legitimidad como un ocupante, una legitimidad [ganada] por la fuerza”, dijo.

Ganaim culpó de la violencia en el lugar a la visita de cientos de judíos, entre ellos el ministro de Agricultura Uri Ariel.

“Lo que hizo el ministro Ariel es una provocación; entró [en el monte] provocativamente”, dijo Ganaim, y agregó que” debería estar sido satisfecha con poder estar cerca, en el Muro Occidental”, que se encuentra debajo del Monte del Templo.

“Creo que mi presencia allí [en el monte] como un miembro árabe-musulmán de la Knesset está muy bien, es natural y creo que la mezquita de Al Aqsa es un lugar sagrado para los musulmanes, punto”, afirmó.

Cuando se le preguntó si un templo judío alguna vez existió en el lugar, Ganaim dijo, “No, no.”
“Esto lo sé como profesor de historia… Tal vez se sabe [que hubo un templo en algún lugar], pero no allí, no allí. Le invitamos a buscar el templo en un lugar diferente, en un momento diferente “, dijo Ganaim.

El Monte del Templo es considerado el sitio más sagrado del judaísmo, pero de acuerdo a la mayoría de las escuelas rabínicas de pensamiento, los judíos tienen prohibidos por la ley judía visitar el sitio, el cual es administrado bajo custodia jordana a través de las autoridades del Waqf, o fideicomiso musulmán. Aún así, algunos judíos entran en el sitio, a pesar de que tienen prohibido rezar allí por las autoridades israelíes.

Los arqueólogos han descubierto evidencia de que el Segundo Templo se situó en el sitio hasta su destrucción a manos de los romanos en el año 70. El ayuno de Tishá B’ Av conmemora la destrucción del primer y segundo templos.

Fuente: OSA Filial Córdoba