isis

De estudiante en Israel a comandante del Estado Islámico

Rabiya Shahade, un árabe de la ciudad israelí de Nazaret, considerado como un sobresaliente estudiante de ingeniería mecánica, con amigos cristianos y judíos, abandonó su familia para sumarse al Estado Islámico en Siria, según un reporte del diario Yediot Aharonot.

Shahade, de 26 años, se casó hace un año, tuvo un hijo, y desapareció. Sus amigos que hicieron contacto con él a través de las redes sociales comentaron al diario que se encuentra en Alepo, Siria.

En la red circulan videos que muestran a Shahade empuñando armas, la bandera del Estado Islámico y prometiendo “beber sangre”.

Sus amigos dicen que comenzó su carrera jihadista en Siria, combatiendo para los rebeldes y luego se sumó al Estado Islámico. Últimamente, envió fotografías empuñando un misil antitanque RPG y la bandera de la organización terrorista islámica que decapita a miles de “infieles”, entre ellos a dos periodistas norteamericanos y a un cooperante británico. También se lo escucha en un video expresando su apoyo al Estado Islámico y asegurando que “Venceremos”.

Shahade, indica el rotativo, se casó hace más de un año, y hace cuatro meses decidió involucrarse en la guerra civil siria. Eligió el nombre de guerra de Abu Musab a Safuri, y cuando nació un hijo suyo hace dos meses y medio, lo llamaron Musab por el apodo de su padre. Sus parientes han expresado asombro por su decisión de unirse al Estado Islámico.

“Rabiya y yo estudiamos en la escuela secundaria Al Jalil de Nazaret. Era uno de los estudiantes sobresalientes. Se destacaba en casi todas las profesiones y nos ayudaba. Rabiya era un buen alumno y un compañero inteligente, deportista y valiente. Cada vez que había un problema era el primero en venir a ayudarnos. Nunca pensó en dañar a otros y tenía amigos judíos con los que mantenía una buena relación”, expresó un amigo suyo al rotativo.

“Logré hace un tiempo ponerme en contacto a través del Facebook y me dijo que estaba en la aldea El Bhab, cerca de Alepo”.

Algunos afirman que, en 2006, Rabiya estuvo entre la gente que defendió la Iglesia de la Anunciación de Nazaret cuando islamistas irrumpieron en el santuario cristiano para arrojar allí petardos y bombas de estruendo.

Antes de viajar a Siria, Rabiya estudiaba ingeniería mecánica y mecatrónica, en el Colegio Universitario de Nazaret Illit.

Fuente: Aurora