netanyahu-lapid

Crisis política en Israel: Se especula con elecciones anticipadas

Durante el encuentro que mantuvieron el Primer Ministro Netanyahu y su socio en la coalición, el Ministro de Finanzas Yair Lapid, Netanyahu le presentó cinco demandas a Lapid, entre ellas una en la que le pidió que “deje de socavar contra el gobierno del que es miembro”.

La reunión tuvo lugar hoy por la noche, en lo que fue descrito como un último esfuerzo para salvar su coalición. Sin embargo, una lista de exigencias rígidas presentadas por Netanyahu a Lapid durante la reunión, junto con una dura declaración emitida por él después, indicó que Israel probablemente adelante sus elecciones.

Durante la reunión en su oficina de Jerusalem, Netanyahu afirmó que “el gobierno no puede mantenerse en una realidad donde él (Lapid) y su partido incesantemente atacan al gobierno del que ellos mismos son miembros”, según un comunicado de la oficina del Primer Ministro.

El primer ministro también exigió que Lapid, como ministro de Finanzas, transfiera 6000 millones de NIS para el presupuesto de defensa, y que libere los fondos requeridos por los militares para terminar la reubicación de la mayoría de sus bases de entrenamiento para la región sur del Negev.

Lapid, continuó el primer ministro, tendría que apoyar la controvertida legislación sobre el “Estado judío”. Sin embargo, el ministro de Finanzas reiteró que su partido no apoyará el proyecto de ley.

netanyahu-lapid2

Lapid rechazó las demandas de Netanyahu, especialmente la congelación de la reforma de la vivienda que Yesh Atid, su agrupación, había prometido a sus electores al momento de las elecciones.

Lapid emitió un comunicado más de media hora después de que la reunión terminó diciendo que Netanyahu estaba llevando al país a elecciones innecesarias.

“El primer ministro decidió una vez más a comportarse de manera irresponsable para la nación y poner sus propias necesidades por sobre las de la ciudadanía”, dijo Lapid. “Los ciudadanos de Israel entienden hoy que están dirigidos por un primer ministro que no cumple sus promesas, que prefiere su propia supervivencia política antes que el bien del público.”

Fuentes: Iton Gadol – Jerusalem Post: Traducción HebreosNet