visita-netanyahu-israel-mayo8-2013

China aumenta increíblemente su inversión en Israel

Para los chinos, Israel es una gran fuente de tecnología para ayudar a desarrollar su economía, mientras que para nosotros, es una fantástica oportunidad para ganar la entrada en el mercado más grande del mundo”.
Cada vez más, los israelíes están mirando a China como una especie de “hermano mayor”, un socio con una economía floreciente y con grandes perspectivas de crecimiento a largo plazo.
En mayo pasado, durante una confluencia de ferias y eventos patrocinados por el gobierno, hubo cerca de 1.000 hombres de negocios chinos en Israel. Entre esas reuniones tuvo lugar por primera vez la Cumbre Económica de Israel en China. Casi todos los participantes chinos estaban en Israel por primera vez, disfrutando de las vistas y el paisaje y haciendo compras alrededor, como así también observaron y aprendieron de las tecnologías que pudieron llevar a su país para ayudar a resolver múltiples problemas.

Siendo una economía tan dependiente de las exportaciones, los israelíes están encantados de poder exportar tecnología y sistemas para la segunda mayor economía del mundo.

Nathan Löw, un inversor estadounidense-israelí cuyo grupo Ziontech Angels ha emparejado a decenas de empresas israelíes con los inversionistas extranjeros, también ve a China como un lugar donde los israelíes pueden hacer negocios.

Lazos y expectativas

A diferencia de lo que sucede en muchos otros países, no hay “barrios chinos” en ciudades israelíes para servir como un puente, pero los contactos crecientes y visitas comerciales mejorarán la comprensión mutua.

“El conflicto árabe-Israelí para ellos es irrelevante”, dijo una fuente que ha trabajado sobre las recientes operaciones China-Israel y pidió no ser identificado.

Mientras que China se ha convertido en el centro manufacturero del mundo, no ha hecho progresos en la innovación y la tecnología. Israel, en cambio, carece de músculo de producción pero se enorgullece de su ingenio de alta tecnología.

China dice que el comercio bilateral se ha incrementado más de 200 veces en dos décadas, llegando a más de 10,8 mil millones dólares en 2013, lo que lo convierte en el tercer mayor socio comercial de Israel, después de la Unión Europea y los Estados Unidos.

“El gobierno de Israel ha puesto a la promoción de las relaciones económicas con China como una prioridad”, dijo Cohen, que apunta a las visitas a China en los últimos años, tanto por el primer ministro Benjamin Netanyahu y el entonces presidente Shimon Peres.

La única forma en que China puede equilibrar entre su creciente poder global y el aumento de la estructura de costos es a través de la innovación, dijo Gal-Or.

Similitudes culturales

Löw es conocido como uno de los pioneros en impulsar la inversión Angel en la alta tecnología israelí. Desde joven empezó a estudiar lengua y cultura chinas, y cree que las culturas china y judía tienen muchas similitudes: ambos pueblos tienen 5.000 años de antigüedad, veneran a sus mayores, tienen amor por los libros, y mantienen a la familia como un valor central.

 

 

Fuentes: Aurora – Reuters
Fotografía: Visita del PM Netanyahu a China – 2013