beersheva1

Beersheva cibernética

La multitud que camina a la hora del almuerzo por la calle Yosef Ben Matityahu, a ocho minutos a pie desde la Universidad Ben Gurion del Negev, ilustra claramente el espíritu que respira a Beersheva en la actualidad. Desolada y afectada con serios problemas financieros en el pasado, la ciudad, situada en el desierto, ha resurgido como centro de modernidad, cultura, estudios universitarios y alta tecnologia, lo cual es imposible de pasar por alto.

Los cuatro pequeños restaurantes de humus y de comidas típicas ubicados en esta calle secundaria están repletos de estudiantes y profesores universitarios, soldados, ingenieros jóvenes y uno que otro parroquiano de más de 50.

“Beersheva es un muy buen lugar para vivir. No es un páramo. Es una ciudad en el desierto porque si pensamos en el clima, es caluroso y seco durante el día y fresco a la noche. Si lo comparamos con la humedad de Tel Aviv, sé cuál prefiero”, dice Ehud Zion-Waldoks, quien se mudó a la ciudad tres años atrás y trabaja en el departamento de relaciones con los medios de la universidad.

David Ben Gurion, el primer Primer Ministro de Israel, estaría complacido de ver que todos —entre ellos emprendedores de Advanced Technologies Park, profesores de la universidad, empresarios que participan en la iniciativa de la industria CyberSpark, agentes inmobiliarios y dirigentes del gobierno— tienen en mente lo que él dijera: “El futuro de Israel está en el Negev”.

El ‘futuro’ de Ben Gurion hoy

Las grúas que se alzan por encima del paisaje de la ciudad anuncian con entusiasmo la transformación de la ciudad el centro de innovación. El desarrollo de Beersheva se observa tanto en su diseño urbano (fuentes de agua y puentes), como en su desarrollo cultural y ambiental (patios de juego y parques), edificios universitarios y torres de oficinas recientemente construidas.

Para conocer una ciudad en construcción, ejecutivos de empresas multinacionales y potenciales inversionistas comienzan su visita en el Monumento a la Brigada Negev, situado en una colina desde la que se ve Beersheva y cerca del Negev Advanced Technologies Park (ATP) de Gav-Yam.

El estudio 2015 Global Technology Emerging Markets nombró a Beersheva una de las siete principales ciudades de alta tecnología e innovación.

“Todas las grandes multinacionales y compañías de inversión se instalan aquí debido al concepto del milagro de Beersheva , o sea el desarrollo económico que la transformó de lugar en el desierto a centro de alta tecnología, y a la concentración de empresas que trabajan en el área de la cibernética”, dijo Gadi Tirosh, Socio Gerente de Jerusalem Venture Partners (JVP) a ISRAEL21c.

Un aspecto sorprendente

Los mayores optimistas de Beersheva se encuentran en los dos edificios de oficinas en Gav-Yam Negev ATP, sobre una pasarela que lleva a la estación de tren Goodman University North y la universidad.

La misión de ATP, una sociedad pública y privada entre el gobierno, la universidad, la municipalidad y promotores de KUD International, es “promover la tecnología y la comercialización de investigación e innovacion de avanzada desarrollada entre la Universidad Ben Gurion e instituciones afiliadas, como el Centro Médico de la Universidad Soroka y el Instituto Nacional de Biotecnología del Negev”.

La universidad y dirigentes de alta tecnología hablan de un pasado no muy lejano cuando el terreno de este parque tecnológico no era más que polvo.

Entre las empresas multinacionales que ya tienen oficinas aquí están EMC, Deutsche Telekom, AG, Lockheed Martin, Oracle e IBM. JVP Venture Capital Fund tiene su incubadora de Cyber Labs también. PayPal recientemente compró su startup-in-residence, CyActive.

Las ventanas de las oficinas de las empresas de alta tecnología, que cuentan con aire acondicionado, miran hacia la zona destinada para la expansión de ATP. Sus ejecutivos avizoran el futuro igual que Ben Gurion.

“A primera vista, Beersheva puede parecer que no fuera parte de la escena tecnológica regular de Israel. Pero cuando uno llega y ve las cosas que están ocurriendo en el interior de ella, es realmente una sorpresa”, dijo a ISRAEL21c Yoni Shohet, fundador y CEO de SCADAfence, un nueva compañía que ofrece soluciones de seguridad cibernética para industrias de infraestructura y producción .

Nuevo talento en camino

El mayor paso para convertir a Beersheva en un genuino centro de tecnología cibernética es el futuro traslado de las unidades de tecnología de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, según su sigla en inglés) desde Tel Aviv. El ejército planea trasladar aproximadamente 20.000 soldados al sur del país para 2021.

Maya Hofman Levy, dirigente del Centro de Excelencia EMC/RSA, agrega: “Estamos muy optimistas. Se alcanzará eventualmente la masa crítica cuando las unidades de tecnología de IDF se reubiquen aquí. EMC quiere estar en Beersheva para tener acceso a este talento”.

Además de trasladar a su personal, el IDF construirá infraestructura de tecnología y comunicación así como centros de datos.

Otras empresas internacionales, interesadas en incorporar a soldados especializados en tecnología cuando se les dé de baja, y estar cerca a las investigaciones que hace la universidad, están preparadas para llenar de 15 a 20 rascacielos en la zona. ATP pronostica que habrá 10.000 empleados en trabajos de alta tecnología en Beersheva para 2025. La mayor parte de las empresas nuevas y las extranjeras de ATP se dedican a la seguridad cibernética.

“Cuando consideramos otros segmentos tecnológicos, estamos enfrentándonos a mucha competencia de parte de una economía emergente. La cibernética ya es el punto fuerte de Israel; tiene un aspecto competitivo inherente a Israel debido a los recursos y ecosistema que tenemos aquí”, dijo Tirosh a ISRAEL21c.

“Tenemos esta asombrosa fábrica [el IDF] que tiene acceso a los mejores talentos a quienes entrena durante cinco años, y luego, como es de esperarse, los lanza al mercado. Éste es un aspecto sorprendente”.

Capital cibernética del mundo

La Universidad Ben Gurion ofrece una maestría en ciencia de seguridad cibernética que ha sido desarrollada en cooperación con el IDF y expertos civiles con el fin de cubrir las necesidades del sector militar y defensa civil.

“Beersheva será no solamente la capital cibernética de Israel, sino uno de los lugares más importantes en el campo de seguridad cibernética mundialmente”, dijo el Primer Ministro Benjamín Netanyahu en el Cyber Innovation Arena de Israel en enero de 2014.

A diferencia de otros parques industriales de alta tecnología de Israel, en Beersheva se combinan intereses nacionales, militares, académicos, comerciales y empresariales, muy cercanos entre sí, con objetivos igualmente ambiciosos.

“Estamos convirtiendo este ecosistema en algo especial, no sólo a nivel nacional sino a escala internacional también,” dijo a ISRAEL21c Tom Ahi-Dror, jefe de desarrollo de capital humano de Israel National Cyber Bureau.

“Hay oportunidades para crear un nexo que se especialice en seguridad cibernética que [podría] ser uno de los más importantes del mundo. El gobierno vio también que cuenta con el voto de confianza de la industria y que no se trata solamente de una visión a largo plazo sino que ya está ocurriendo”.

Una población cambiante

Beersheva está ubicada 65 millas (105 km) al sur de Tel Aviv; pero el abismo sicológico entre aquella, puerta de entrada al Negev, y ésta, moderna capital de compañías emergentes a orillas del Mar Mediterráneo, dejó a Beersheva marginada durante muchos años.

Si bien la Universidad Ben Gurion, así como instituciones de estudios terciarios y el hospital de la ciudad, tienen excelente reputación, los estudiantes que llegaban en busca de títulos en ingeniería y ciencia informática en aquella típicamente salían en busca de trabajo en el centro o el norte del país al graduarse.

Aunque Beersheva es aún conocida por tener más maestros de ajedrez per cápita que cualquier otra en el mundo —gracias a una cantidad grande de inmigrantes de la antigua Unión Soviética— tuvo también rápidamente el mayor número de ingenieros de tecnología cibernética per cápita.

“ATP ya está teniendo efecto en Beersheva”, comentó a ISRAEL21c Hofman Levy, de EMC/RSA. “Desde que se creó ATP, aumentó 20% la cantidad de alumnos que se gradúan de la universidad y que deciden quedarse. Esto tiene influencia en los restaurantes, la vivienda y la cultura, que se refleja no solamente en la alta tecnología sino en todas partes”.

Además de rutas ferroviarias a Tel Aviv, la carretera Trans-Israel se extenderá hasta la futura base del ejército de esta ciudad, denominada “B7” (la “B” representa la palabra be’er, que en hebreo significa “pozo”; sheva es “siete” en ese idioma).

RE/MAX Israel, la mayor red de agencias inmobiliarias del país, dice que la franquicia de Beersheva es la número uno en cantidad de transacciones y comisiones. También está entre las 10 primeras oficinas de toda Europa.

“Beersheva es una ciudad real con una muy buena universidad, un muy buen hospital, además de tener cultura, entretenimiento, orquesta y un muy buen alcalde [o sea], hay de todo aquí’, dice Bernard Raskin, propietario regional de RE/MAX Israel. “Si desea vivir en una ciudad con un precio razonable y sin necesidad de usar abrigo en el invierno, y estar a una distancia razonable de viaje a Tel Aviv, entonces Beersheva es un buen lugar”.

“Encontramos un excelente grupo de gente con filosofía similar que se trasladó al Negev motivado por un sentido de iniciativa de que este lugar tiene potencial genuino que quería desarrollar”, dijo a ISRAEL21c Zion-Waldoks, padre de cuatro hijos. “Ese potencial ya se está manifestando en toda la ciudad, con muchos proyectos nuevos, nuevos museos para niños y más cultura. La parte vieja de la ciudad fue renovada, hay nuevos empleos en alta tecnología, y hay muchas más razones para que la gente venga y se quede”.

Centro Médico de la Universidad Soroka

Centro Médico de la Universidad Soroka

Fuente: Israel21c