Autoridades alemanas aseguraron que los ataques a la sinagoga de Ulm no son antisemitas

La policía alemana de Ulm declaró que no tiene indicios de que el hombre que dañó la sinagoga de la ciudad en distintas ocasiones en agosto y principios de septiembre estuviese motivado por el antisemitismo, lo que provocó grandes críticas de la organización internacional Centro Simon Wiesenthal.

El periódico Augsburger Allgemeine informó el 4 de septiembre que un hombre realizó un agujero en la pared de la sinagoga de Ulm, causando entre daños de entre 3586 y 4782 dólares. El sospechoso, que estaba acompañado de seis hombres jóvenes, aún no fue atrapado.

Según el documento de Augsburger Allgemeine, “las autoridades no tienen en este momento ninguna indicación de antecedentes antisemitas” de los ataques.

El rabino Shneur Trebnik, de la sinagoga de Ulm, señaló que el ataque no es nada nuevo, pero que es la primera vez que el edificio sufrió grandes daños. El consejo ejecutivo de la comunidad judía de 2.865 miembros en Ulm expresó que, a diferencia de otros actos de vandalismo en la ciudad, “nos preocupa porque los autores regresaron a terminar su trabajo”.

Por su parte, el rabino Abraham Cooper, decano asociado del Centro de Wiesenthal, manifestó: “Una vez más parece que tenemos una situación de negación del antisemitismo por parte de autoridades importantes en Alemania. Tales actitudes y decisiones escandalosas constituyen una amenaza para la seguridad de cada judío en Alemania y de cada institución judía”.

Cooper añadió: “Es demasiado pronto para saber si hay algún vínculo entre la política cínica e indignante de negación y el hecho de que muchos líderes de la ciudad en Ulm abrazan el movimiento antisemita BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones)”.

Ulm es una ciudad en el estado de Baden-Württemberg, con una población de alrededor de 120 mil, que fue criticada por el Ulm / Neu-Ulm de la Sociedad Alemana-Israelí (DIG) y los judíos alemanes por promover la campaña BDS en el ciudad subvencionada Ulm Centro de Educación de Adultos.

HEBREOS.Net
Fuente: Iton Gadol