Alemania: Eviten ser públicamente reconocidos como judíos

En un informe alarmante de medios de comunicación alemanes, nos enteramos que la ex presidenta del Consejo Central de los judíos en Alemania, Charlotte Knobloch, dijo a los judíos que viven en Alemania que eviten ser reconocidos como judíos públicamente, para evitar ser atacados.
Charlotte Knobloch, advierte que detrás de la fachada de preocupación humanitaria por los civiles en Gaza, Alemania se ha vuelto más peligrosa para los judíos que en cualquier otro momento desde 1945.
Knobloch fue más allá. Ella dijo que “los judíos alemanes están constantemente amenazados y que el nivel de peligro es el peor que hayan vivido desde 1945. La excusa esta vez se disfrazó como la preocupación humanitaria por los civiles de Gaza. Pero esta es una excusa endeble que se desvanece ante la menor inspección racional del tema”.
Sólo un ejemplo de la corriente de hostilidad alemana hacia los judíos fue el incidente que produjo el intento de incendiar una sinagoga en Wuppertal-Barman en la noche del 28 de julio. Los acusados usaron un cocktail molotov, como si los intentos recordatorios de la Segunda Guerra Mundial no fueron suficientes, en un intento por destruir la sinagoga.

Pero en realidad, Knobloch, no sugirió que es una solución aceptable que los judíos se acobarden como ratones y esperen que nadie note su judeidad. Dijo que no era aceptable para los judíos de Alemania ser nuevamente víctimas de ataques e insultos. “Cuando las sinagogas arden, es el momento exacto en que los líderes deben preguntarse ¿Qué debemos hacer para proteger a los ciudadanos judíos?”

alemania-nazi2

Knobloch, también censuró la intolerable incitación antisemita (retornan los insultos tales como “Judensau”) y el llamado a la violencia antijudía. Ella señaló la particular ironía de que tal violencia constituye un abuso a la libertad de expresión disfrazada de respuesta humanitaria por los muertos de Gaza.
Esta mujer judía de 81 años no solamente criticó a quienes incitan contra los judíos, también demandó saber dónde estaban los otros ciudadanos alemanes que no responden a estos actos antisemitas, en lugar de permanecer en silencio, una vez más.

“El público en general está silencioso”, dijo Knobloch. “Quien calla ahora, afirma lo que está sucediendo”.

Fuente: Aurora