adelebenet

Adele Benet, víctima de terrorismo palestino: “Pedí ayuda y me escupieron”

Adele Benet, una de las víctimas del atentado terrorista de la noche del sábado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, entregó un testimonio conmovedor sobre el desarrollo del ataque mortal, y cómo fueron ignoradas sus peticiones de ayuda mientras su marido estaba en el suelo, herido de muerte, y ellas misma había sido apuñalada.

Yo estaba gritando, por favor, !ayúdadme!. Y simplemente me escupieron“, dijo Benet con referencia a los comerciantes palestinos que estaban a su alrededor, los cuales vieron y no hicieron nada mientras el terrorista palestino Muhannad Halabi la atacaba a ella y a su familia en un callejón cercano a la Puerta de los Leones en la Ciudad Vieja.

Su hijo de dos años también resultó levemente herido en el ataque. Su hija, todavía un bebé, salió indemne. Adele Benet fue llevada en estado grave al Hospital Hadassah Ein Kerem en Jerusalén, donde se la sometió a una cirugía de emergencia durante la noche del sábado al domingo. Ella recuperó la conciencia el domingo. Su marido murió de sus heridas en el hospital Shaare Zedek poco después del ataque.

Cuando volvíamos del Muro Occidental, sentimos que algo no iba bien“, le dijo ella al Ynet desde su cama del hospital. “Empezamos a caminar más rápido, pero el terrorista salió de una de las tiendas y se abalanzó sobre nosotros y empezó a apuñalar a mi marido. Mi marido es un hombre fuerte y comenzó a luchar contra él, le golpeó en la cara. En ese momento, el terrorista comenzó a apuñalarme. Luego se volvió hacia mi marido y lo apuñaló varias veces. También me golpeó, traté de quitarle el cuchillo, pero no lo logré“.

Adele Benet añadió que jóvenes palestinos que vieron el ataque la habían insultado y se rieron de ella mientras gritaba pidiendo ayuda. También dijo que uno de ellos le dio una bofetada y otro se rió en su cara y le dijo “muérete” cuando le dijo que le daría dinero si le ayudaba a escapar con sus dos bebés.

Ellos vieron que teníamos dos cochecitos de bebé“, comentó Adele, quien apuñalada, sangrando y perdiendo rápidamente la conciencia, nos dijo que utilizó su última gota de energía para tratar de llamar a las fuerzas de seguridad y buscar ayuda.

Yo grité estoy herida, han apuñalado a mi marido y mis dos hijos están allí, solos, y perdí la conciencia“, recordó ella.

Nehemia Lavi, de 41 años, residente en la Ciudad Vieja, oyó sus gritos, fue a ayudarla y él también fue apuñalado y asesinado por el terrorista.

Fuente: Safed-Tzfat