Abbas dice que quien intentó asesinar al Rabino Glick irá al cielo como mártir

El Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo que el hombre palestino que intentó asesinar al Rabino Yehuda Glick iría al cielo como un mártir.

“Con ira, hemos recibido la noticia del crimen de asesinato vicioso cometido por los terroristas del ejército de ocupación israelí contra [su] hijo Ibrahim Khalil Mu’taz Hijazi, quien irá al cielo como un mártir defendiendo los derechos de nuestro pueblo y sus lugares sagrados “, dijo Abbas en una carta de condolencias enviada el sábado a la familia del atacante.

El presidente de la AP también expresó sus “sinceras condolencias”.

Un portavoz de Abbas, confirmó la autenticidad de la carta y un periodista de Radio Israel, Gal Berger, publicó una foto de ella en Twitter.

El Rabino Yehuda Glick fue baleado por Hijazi fuera del Menajem Begin Heritage Center en el centro de Jerusalém en la noche de 29 de octubre, según la policía.

Los servicios de seguridad israelíes informaron que el atacante fue muerto a la mañana siguiente por la unidad antiterrorista especial de la policía, después de que él abrió fuego contra los oficiales que fueron a arrestarlo en su casa en el barrio de Abu Tor de la capital.

“Mientras estamos tratando de calmar los ánimos, Abu Mazen [Abbas] envía una carta de condolencia por la muerte de alguien que intentó cometer un asesinato despreciable. Es hora de que la comunidad internacional le condena por dichos hechos “, dijo Netanyahu en un comunicado.

La letra “da testimonio, más que nada al hecho de que Abu Mazen [Abbas] es de hecho una pareja: un socio para el terror, un socio para los terroristas, un socio para asesinos”, dijo Liberman en un comunicado en Facebook.

La carta de Abbas equivale a un “apoyo abierto para el terror y el fomento de nuevos asesinatos”, escribió.

“Hago un llamamiento a la comunidad internacional a rechazar y condenar a este hombre que está llevando el conflicto palestino-israelí a un lugar espantosamente violento.”

Hijazi, que trabajó en el Centro Begin, había sido detenido en 2000 y sirvió 11 años en la cárcel. En un principio había sido condenado a seis años, por pertenencia al grupo terrorista Jihad Islámica y por la participación en los disturbios violentos. El tiempo adicional se añadió a su sentencia después que fue juzgado por agredir a un guardia de la prisión.

Fuente: Times of Israel – Traducción: HebreosNet